Todo lo que tienes que saber sobre la Expo LGBT+ en el Museo de Memoria y Tolerancia de CDMX
Síguenos en

Fuera del CLOSET

Todo lo que tienes que saber sobre la Expo LGBT+ en el Museo de Memoria y Tolerancia de CDMX

Publicado

el

If a bullet should enter my brain, let that bullet also destroy every closet door in the country.
(Si una bala debe entrar en mi cerebro, deja que esa bala también destruya cada clóset en el país)

-Harvey Milk. Primer hombre gay en ser elegido para un cargo público en Estados Unidos-

 

 

En el Berlín de los años 20s, Eldorado, era el sitio donde la comunidad gay se reunía. 64 años después, en 1984, el Museo de Berlín bautizó con ese nombre a su primera exposición dedicada a la historia del Berlín homosexual y un año más tarde se fundaría el primer museo gay en la historia del mundo.

 

A 33 años de la fundación de Schwules Museum, el museo de Memoria y Tolerancia junto con los curadores Linda Atach y Alejandro Brito han llenado este vacío en la historia del colectivo gay en México; siendo la primera exposición temporal en su tipo.

 

Linda Atach, historiadora de arte, Directora de Exposiciones Temporales y curadora de esta exposición nos ofreció una entrevista para conocer más de cerca este proyecto y cómo surgió.

 

C: Linda, muchas gracias por habernos tomado la entrevista. Vamos al origen; ¿cómo surgió la idea de tener una exposición temporal acerca de la comunidad LGBT?

L: El año pasado se trabajó feminicidio y violencia de género. Insertos en esta investigación, se entendió que era preciso continuar con la investigación de discriminación y crímenes de odio. Esta exposición también corresponde a una continuidad temática de violaciones a los Derechos Humanos en general. En el caso de LGBT+; por el único hecho de tener una identidad de género diferente.

 

C: Alejandro Brito Lemus, activista fundador de Letra Ese e investigador es co-curador en esta exposición, ¿cómo fue trabajar con él?

L: Es encantador, un tipazo honesto y exhaustivo en cuanto a su investigación. Trabajar de su mano nos reveló muchos matices en el tema. Nos hizo mirar la historia del SXX en nuestro país y entender los aportes a la ciencia y artes de la comunidad LGBT para México. Estoy muy agradecida ya que gracias a su participación la investigación fue mucho más responsable.

 

C: ¿Cuánto tiempo tomó la investigación previa a laexposición?

L: Esta investigación nos llevó un año, ya que no sólo queríamos hablar de una faceta sino hablar del tema duro y directo. Convencer y generar empatía del público heterosexual. Porque la comunidad LGBT+ conoce y vive el fenómeno, ha vivido la discriminación y su propia lucha. A quienes tenemos que concientizar es a los heterosexuales que por ignorancia se alejan o niegan el tema.

 

C: ¿Se podría decir que la ignorancia es la principal razón de discriminación?

L: Sí. La exposición busca hablar del prejuicio que se tiene a raíz de la educación que recibimos de niños. En la exposición de feminicidio, hablábamos de que los machos son criados por las mujeres y aquí la homofobia nace en la base de la familia. La familia que no acepta que se pueda tener una identidad de género diferente. Tiene que ver con las concepciones herméticas con las que hemos crecido.  Es lo que busca la exposición, hacerle entender al visitante que todo surge desde la educación. Éstos choques de significados y cerrazones que vive la sociedad debido a que la ignorancia, engendra este odio.

 

C: En estos días cerca de campañas, tener una postura a favor o en contra de temas de diversidad pareciera ser un tema tabú al cual todos se rehúsan a dar una posición clara. Para el museo, ¿fue difícil la decisión?

L: No. EL museo está a favor de la defensa de los Derechos Humanos. La Declaración Universal de los Derechos Humanos habla de la igualdad de derechos sin discriminación por su orientación. El museo está convencido en la defensa de los derechos humanos de la diversidad y es por lo que fluyó tan bien. Llevamos récord de visitantes, incluso más que la exposición de Feminicidios y podría llegar a ser una exposición itinerante en el resto del país por la necesidad de sembrar este conocimiento, porque solo el conocimiento nos va a liberar de estas limitantes.

 

C: Como museo que defiende los derechos de la comunidad LGBT ¿cuál es el nivel de inclusión que tienen dentro del staff del museo?

L: El museo es inclusivo en términos de género, origen y orientación. Descalificamos la discriminación laboral siendo una de las principales agresiones en contra de ladiversidad. Puedes ver en cada piso un baño para todo género. Esta lucha surge a raíz de la exposición. Estos baños son el vivo ejemplo de que el museo quiere sumarse a esta inercia de cambio. Haríamos mal en México si no lo entendemos ya. Estamos en un cambio gradual y definitivo, sin vuelta atrás.

C: Sin vuelta atrás…

L: Exacto. Si ya hay matrimonio igualitario a mí me parece aberrante que haya gente que se pronuncie en contra.

 

C: Los baños sin género; ¿fue un proyecto que surgió a la par de esta exposición?

L: Mientras investigábamos, estuvimos revisando cuántas instituciones museales tenían estos baños. Nos dimos cuenta de que no había. Es ilógico ofrecer esta exposición al público sin contar con un baño como éstos. La comunidad trans que nos visitó en la inauguraciónse sintió reconocida al tener estos baños.

 

C: ¿Qué sigue al término de esta exposición en junio para la comunidad LGBT dentro del museo?

L: La parte permanente del museo aborda esta temática. Y como actividades paralelas seguiremos hablando del tema, sobre todo en el marco de las marchas del orgullo. Nuestro compromiso es hacerla itinerante y que llegue a varios rincones del país, incluso a nivel internacional.

 

C: ¿Qué comentarios has recibido de la exposición?

L: Me llamó la atención que tuvimos una entrevista con una persona que estaba reacia a la exposición. Cuando vio la línea del tiempo me dijo: “es que esa información donde dicen que desde el año 8000 AC hay dibujos que hablan de la homosexualidad me hizo ver que esto no es una moda. Es algo natural”. Como estas respuestas ha habido muchas, esto es lo que queremos; educar y empatizar.

 

C: En términos museográficos; ¿esta exposición tieneel peso necesario?

L: La exposición sí consigue un recorrido que impacta. En el sentido de las vivencias, de la elección de materiales, la generación del clóset, la sala de la homofobia; son intervenciones museográficas. Ignacio Vázquez Paravano es un museógrafo que ha hecho varias exposiciones. No es una exposición de arte; ya que no es un museo de arte. Nuestras exposiciones más que dar espacio al arte buscan ser didácticas y encausadas a un aprendizaje que no sea tan simbólico. Cuando ves una pieza de arte, puedes tener una multiplicidad de teorías y le puedes aprender mucho a la pieza. La intención en este museo es que la gente se vaya con un aprendizaje más directo y claro.

 

C: ¿Los veremos en la Marcha del Orgullo Gay en la CDMX?

L: Por supuesto. El museo llevará un contingente. En años pasados fuimos, pero aislados. Esta ocasión nos sumaremos como contingente para celebrar esta marcha junto con la Comunidad MyT.

 

C: Desafortunadamente aún hay gente que vive en El Clóset, a esas personas ¿qué les puede decir esta exposición?

L: Al final del museo, hay una dedicatoria. La exposición está dedicada a todos aquellos que han salido del clóset, a quienes no han podido salir del clóset y a tod@s los que lo harán. Nos es crucial que exista un #MéxicosinClósets. Todos tenemos temores y prejuicios no liberados. Cuando montamos el clóset, todos los que lo hicimos lloramos a pesar de que sabíamos de qué se trataba. El Clóset es para gente como mi madre, bondadosa pero ajena al tema. He visto a mucha gente heterosexual mayor que ha venido, pero rechaza el tema. Cuando entran al clóset, se concientiza del encierro, de esta incertidumbre y nerviosismo. Cuando la gente sale, se libera.  Una señora mayor me dijo “me sentí liberada, que bueno que salí”. Le dije: mira esto es lo que quiero que entiendas. No podemos entorpecerle a nadie su salida del clóset. Ojalá y cada vez sean menos los que no puedan salir. Tal vez sea muy romántica, pero espero que esta exposición ayude a que las personas heterosexuales entiendan que no pueden interferir la salida del clóset de nadie.

 

C: Muchas gracias Linda por esta entrevista en nombre de El Clóset LGBT.

L: Gracias a ustedes. No olviden ingresar a la página de la Exposiciión Temporal www.expostemporalesmyt.org/arcoiris_lgbt/MMyTweb/index.html para llegar a los 500,000 likes del proyecto que tenemos con la Fundación México Vivo para que se incluya educación en materia de diversidad sexual.

 

El museo de Memoria y Tolerancia tiene 8 años en la Ciudad de México y además de su exposición permanente; las exposiciones temporales han tocado temas controversiales. El tema del genocidio armenio fue duramente criticado por la comunidad turca. Cuando se tocó el tema de la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) el museo fue criticado por incitar al aborto. Hace un año la Exposición de Feminicidios fue criticada por algunos al tacharla de “feminazi”.

 

 

En esta ocasión, la exposición LGBT+. Identidad, amor y sexualidad también ha sido criticada; por promover prácticas antinaturales, por incitar a” destruir la familia” e incluso dentro de la misma comunidad LGBT+. Tan cerca de elecciones, y con el reciente movimiento del Frente Nacional por la Familia esta exposición hace un contrapeso necesario, en una ciudad que empieza a dudar de los derechos ganados. Como comunidad debemos aliarnos ya que el hecho de que un museo abra sus puertas a una exposición que pretende dar información objetiva del panorama actual de la discriminación en México y el mundo, evitando cualquier juicio de valor; afianza la continuidad de una lucha sobre cuya trascendencia, no hace falta insistir.

 

Internacionalista y soñador con los pies en el asfalto. Amante del pop, los juguetes y todo lo que me devuelva la niñez. Fiel creyente en el amor y en Britney Spears.

Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Deja un comentario