Líderes religiosos buscan prohibir terapias de conversión en Reino Unido - El Closet LGBT
Síguenos en

Closet NEWS

Líderes religiosos buscan prohibir terapias de conversión en Reino Unido

Publicado

el

Más de 370 líderes religiosos de todo el mundo piden la prohibición en Reino Unido de la terapia de conversión,  con la que se intenta cambiar la orientación sexual o la identidad de género de una personas. Los signatarios de la declaración representan a las principales religiones del mundo y muchos de ellos son conocidos defensores LGBT.

Entre ellos se encuentran el clérigo sudafricano, el arzobispo Desmond Tutu y el ex rabino jefe de Irlanda, David Rosen. El obispo anglicano de Liverpool, Paul Bayes, y Mary McAleese, ex presidenta de Irlanda, también se encuentran entre los que firmaron la declaración.

Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido, ha repetido su promesa de prohibir la terapia de conversión, diciendo en julio que la práctica era “absolutamente aborrecible” y “no tiene lugar en este país”.  Los activistas llevan desde 2018 para que el gobierno tome acciones contra las terapias y esperan que este sea el momento del cambio.

Aunque aún no se han publicado los detalles de la prohibición, ya hay una investigación  y se espera que los planes se delineen a la brevedad.  El término “terapia de conversión” se refiere a cualquier forma de tratamiento o psicoterapia que tenga como objetivo cambiar la orientación sexual de una persona o suprimir la identidad de género de una persona. Puede variar desde un tratamiento de descarga eléctrica hasta enseñanzas religiosas o terapias de conversación diseñadas para cambiar la sexualidad de alguien.

Cabe mencionar que esta práctica ya se encuentra prohibida en Suiza y áreas de Australia, Canadá y Estados Unidos, entre otros países.  Uno de los posibles obstáculos se refiere a la definición del término “terapia de conversión” y cómo se relaciona con todas las personas LGBT.

Si bien las cifras del gobierno han demostrado que las personas trans se someten a la terapia de conversión a la tasa más alta de cualquier grupo LGBT, algunos activistas temen que cualquier cambio en el gobierno pueda excluir la terapia de conversión basada en la identidad de género y solo centrarse en la sexualidad.

La declaración pide que “se acaben todos los intentos de cambiar, suprimir o borrar la orientación sexual, la identidad de género o la expresión de género de una persona, comúnmente conocida como ‘terapia de conversión’, y que se prohíban estas prácticas nocivas”.

Sin embargo, muchos grupos religiosos conservadores de diferentes religiones dicen que una prohibición podría infringir la libertad religiosa. Les preocupa que una prohibición signifique que el gobierno legisle lo que los líderes religiosos pueden y no pueden enseñar.

Pero es justo que es necesario que la legislación intervenga cuando las instituciones religiosas están causando un evidente daño psicológico y físico.  Es lamentable escuchar los testimonios de sobrevivientes a dichas terapias pero es más triste el saber que muchos jamás podrán compartir su experiencia por haber cometido suicidio.

Claramente el problema ya no es solo una situación de “libertad religiosa” ¿o tú qué piensas?

Con información de BBC

La mitad de mi vida la paso creando contenido y escribiendo; la otra mitad haciendo memes. Artista ya no tan frustrado.

Publicidad