¿Asilo para personas LGBTQ en Estados Unidos? Esto es lo que tienes que saber - El Closet LGBT
Síguenos en

Closet NEWS

¿Asilo para personas LGBTQ en Estados Unidos? Esto es lo que tienes que saber

Publicado

el

Entre los años 2012 y 2017, alrededor de 11,400 aplicaciones con un status LGBT fueron presentadas para buscar asilo en EEUU.

Tres de cada cuatro solicitantes de asilo LGBT eran hombres y más de la mitad eran de El Salvador, Honduras, Guatemala, Ghana y México entre otros 90 países, incluido un par de países como Canadá y Australia.

Estos datos no nos sorprende cuando le echamos un vistazo a la alarmante cifra de países en la que el sexo entre dos personas del mismo género sigue siendo un delito (casi setenta naciones) y otras once en donde se considera la pena de muerte a las personas LGBTQ.


Las investigaciones muestran que la mayoría de las personas LGBT enfrentan persecución y violencia, incluida la violencia doméstica, la violación y el asesinato, así como discriminación en áreas como educación, empleo, vivienda y atención médica.

Un claro ejemplo de ello es la situación que se vive en la región del Triángulo del Norte de Centro América (Guatemala, Honduras, El Salvador) en donde las personas LGBTQ enfrentan formas cruzadas de violencia y persecución dirigidas específicamente a ellos por su orientación sexual o identidad de género por pandillas regionales que actúan con impunidad puesto que la mayoría de los casos no se lleva una investigación, lo que obliga a las víctimas a intentar buscar asilo en alguno otro país. ¿Y en que otro país se piensa cuando se dice la palabra libertad? Claro, la tierra de “la libertad”.

Si bien EEUU está lejos de ser un paraíso para las personas LGBT, (y para cualquiera en general) no se puede negar que las oportunidades para personas de la comunidad han sido un tema recurrente y las esperanzas porque cada vez exista un trato más digno han aumentado con la nueva administración. Pero ¿qué es el asilo por orientación sexual en EEUU y cómo funciona?

En EEUU, el concepto de “asilo” llegó con el Acta de Refugiados en 1980, en la que se puso sobre la mesa la discusión de una ley de inmigración y para fortuna de uno de los grupos más vulnerables a nivel mundial, la orientación sexual también fue incluida por parte de los tribunales estadounidenses como un motivo válido para la búsqueda de asilo en dicho país. Pero para que la solicitud, basada en una condición LGBT, sea reconocida, el solicitante debe mostrar las pruebas que existe alguna persecución o un temor fundado de persecución futura por su orientación o identidad sexual.


Para todos los que hemos atravesado por algún trámite con las oficinas de inmigración de EEUU sabemos que no hay espacio para el error al momento de iniciar los trámites (cualquiera que sea) pues en la forma en que se presente recaerá la aprobación o negación de residencia/asilo.

En cuanto a la búsqueda de asilo para personas LGBT existen tres posibles caminos y a continuación les voy a presentar una breve descripción de en qué consiste cada uno de ellos.

  • El primero es para el migrante que ingresa a los Estados Unidos en un puerto de entrada sin documentación válida y que es detenido después de cruzar la frontera poniéndolo en proceso de deportación por un agente de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) o del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).
    Si los migrantes expresan que temen persecución o tortura si son devueltos a su país de origen, serán entrevistados por un oficial de asilo. Durante la entrevista, el oficial de asilo determinará si existe un «temor creíble» de persecución o tortura, lo que requiere que el solicitante demuestre una «posibilidad significativa» de cumplir con los criterios de elegibilidad para el asilo.Si tiene éxito, concederá la solicitud de asilo contra la deportación ante un juez de inmigración, quien revisará el caso y determinará si concede asilo. Si el oficial de asilo no encuentra temor creíble, el solicitante de asilo puede apelar a un juez de inmigración. En ambos casos, si el juez de inmigración niega el asilo, los solicitantes pueden ser deportados.
  • En segundo lugar, si previamente se ha ordenado la expulsión de una persona de los Estados Unidos y se inicia un proceso administrativo conocido como restablecimiento de la deportación, pueden solicitar una entrevista por temor razonable. El solicitante debe demostrar que existe un temor razonable de persecución o tortura si es devuelto a su país de origen.
  • En tercer lugar, un migrante que no ha sido detenido ni puesto en proceso de deportación puede presentar una solicitud de asilo dentro de un año de haber ingresado al país con el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS). Este reclamo da lugar a una entrevista sin confrontación ante un oficial de asilo, quien puede otorgar asilo o remitir el caso a un tribunal de inmigración para comenzar el proceso de deportación. En la corte de inmigración, la persona puede presentar una solicitud de asilo defensiva como defensa ante la expulsión.

Hasta el momento estos son los tres caminos legales para poder lograr que se otorgue asilo basado en orientación sexual pero lamentablemente el 8 de enero del año en curso, un juez federal volvió a colocar sobre la mesa una regla (presentada unos meses antes) que de ser aprobada atentaría contra las solicitudes de asilo de personas LGBTQ, ya que busca excluir el “género” como reclamo válido. Esto podría generar que un juez inmigrante pueda negar solicitudes de asilo basadas en el miedo a persecución por identidad de género.

Sin duda un noticia abrumadora para todos aquellos que ven al país como una nueva oportunidad de vida, pero no todo está perdido pues como lo decía antes, esperemos que las cosas se tornen a nuestro favor en los próximos años y que esta administración logre colocar leyes que protejan a las personas LGBT.

En la actualidad existen diversas fundaciones que ayudan a las personas LGBT en el proceso de búsqueda de asilo, una de ellas es NO MORE FEAR 

La mitad de mi vida la paso creando contenido y escribiendo; la otra mitad haciendo memes. Artista ya no tan frustrado.

Publicidad