Relatos de personas queer en la industria de la televisión - El Closet LGBT
Síguenos en

Cine

Relatos de personas queer en la industria de la televisión

Publicado

el

El sitio de The Guardian ha publicado una serie de artículos, entrevistas y documentales con los que buscan exponer la industria de la televisión: desde abusos, discriminación de género hasta el tener que actuar de forma que no “te veas demasiado gay” en pantalla.

A pesar de un aumento en la representación LGBT en pantalla, el trabajar en televisión siendo miembro de la comunidad aún puede resultar difícil. No por nada en diversas ocasiones se ha descrito como una industria de “disfraz y puñal” en la que la mayoría de las personas trabajan por cuenta propia y, por lo tanto, a menudo tienen miedo de hablar sobre incidentes de homofobia o transfobia. La discriminación y el acoso que experimentan las personas LGBTQ + suelen ser terriblemente insidiosos; disfrazado de “broma” o descartado como ignorancia.

Es por eso que The Guardian ha recopilado la experiencia de personas y su viaje por la industria en una de las cadenas televisivas más importantes de Gran Bretaña, con lo que buscan darle voz a los que la necesitan.

Si bien se tratan de breves relatos, todos cuentan con una cosa en común: al menos una vez en su vida laboral, no se han sentido seguros o entendidos por la empresa en donde trabajan.

A continuación las vivencias de diferentes miembros de la cadena televisa, quienes decidieron permanecer en el anonimato.

La coordinadora de producción

Cuando entré en la industria, fui increíblemente cautelosa con respecto a mi sexualidad. Había algunos hombres homosexuales o bisexuales, pero como mujer cisgénero que se identifica como queer o lesbiana, hay un sesgo diferente al respecto. No creo que siempre me haya sentido seguro o escuchado.

Estaba trabajando en un documental sobre un burdel y el ejecutivo bromeó sobre si deberían enviarme allí para hablar con estas trabajadoras sexuales porque era lesbiana. Eso fue realmente ofensivo, porque implicaba que, como persona gay, yo era un depredador. Encontré eso realmente preocupante.

El escritor

Hace unos años, expuse una historia sobre un chico trans que le decía a su hermano que era gay. Fue una historia bastante simple y dulce. Pero la reacción de alguien de muy alto mando, que tenía un salario de seis cifras, fue que no creía que el público lo encontrara creíble. Lo que creo que estaba diciendo es que no creía que el público pudiera manejar la idea de que alguien fuera gay y trans.

Sin embargo, creo que las cosas están cambiando. Hay más oportunidades y la gente está más abierta a contar historias que no son claras. Pero puede sentirse competitivo con sus contemporáneos porque todavía hay muy pocos asientos en esa mesa.

El estratega de contenido

Trabajo en el espacio infantil y familiar. He visto ocasiones en las que hemos eludido o evitado activamente los problemas LGBTQ + bajo el paraguas de mantener nuestra marca segura y no querer tener esa conversación en el contenido para niños.

El productor

En una ocasión tuvimos a alguien no binario en nuestro programa y un individuo de alto nivel que es un hombre cis gay blanco trató de entablar una conversación negativa sobre los pronombres. Entonces, incluso con personas de cierta edad que pertenecen a la comunidad LGBTQ +, todavía hay una batalla en lo que respecta a la interseccionalidad.

El actor

Recientemente tuve un trabajo donde el director quería que yo y un compañero de escena improvisáramos en cámara. Fue un escrito muy suelto y me equivoqué de género en la improvisación. En la improvisación, terminé discutiendo con el otro personaje sobre mis pronombres. Se sintió realmente incómodo.

Estos han sido unas de las cientos de situaciones a las que las personas queer deben enfrentarse en su día a día y no solo en la industria televisa.

Es por eso que no debemos dejarnos llevar por las apariencias, en este caso, de una televisora que quiere mostrarse más inclusiva al incluir programas queer en su agenda pero con una cultura machista y homofóbica en el detrás de cámaras

Con información de The Guardian.

La mitad de mi vida la paso creando contenido y escribiendo; la otra mitad haciendo memes. Artista ya no tan frustrado.

Publicidad