Frozen 2: más LGBTQ que nunca - El Closet LGBT
Síguenos en

Cine

Frozen 2: más LGBTQ que nunca

Publicado

el

A veces dicen que queremos encontrarle lo gay a todo. Tanto de dentro del colectivo como desde fuera llegan comentarios acerca de cómo queremos que ahora todo sea LGBTQ. Hablando a título personal, no es que quiera que toooodo ahora sea LGBTQ pero sí me gusta ver más representación de la diversidad sexogenérica en medios artísticos:, más gente de la comunidad contando sus historias, creando pintura, música, películas, series de TV. ¿Por qué? Porque la heteronormatividad los tiene diario, en todos lados.

Si uno es hetero, tiene arte que le represente y con el cual expresarse al alcance de la mano. Si uno es hombre y amaneció muy tóxico, tiene canciones que pretenden romantizar las relaciones violentas. Pero si uno quiere ponerse de pie junto a algún monumento histórico, y ondear la bandera arcoiris cantando una canción, el catálogo «mainstream» es mucho menor. Si uno como niño que se siente diferente busca un modelo para identificarse, o una canción para expresarse, es más complicado. Hay muchos menos ejemplos.

Por eso a veces alguien toma una canción o un personaje que le identifica y lo interpreta como LGBTQ. Y no está mal. Un autor saca su obra al mundo, pero no está verdaderamente completa hasta que llega el público a verla, interpretarla. Basta una frase de una canción que nos hable, que haga click con algo interno, y se convierte en un vehículo de nuestras emociones, que expresa algo que hemos sentido o que aún tenemos dentro.

Lo cual nos trae a Frozen.

Entre que trata sobre el amor de hermanas, y que Elsa, la protagonista más famosa, no busca ni tiene una relación amorosa, Frozen es una película animada de Disney algo anómala, casi moderna. Como Elsa no tiene un príncipe y le buscamos lo gay a todo, en Frozen lo encontramos en la canción ganadora del Óscar, Let it go -Libre soy, en español, por si queríamos más razones para hacerlo un himno de aceptación LGBTQ.

Desde entonces un grupo de fans de la película empezó a pedir que Elsa fuera visiblemente lesbiana (#GiveElsaAGirlfriend). Durante los años que la secuela tardó, se especuló mucho si un personaje no heterosexual estaría al frente de una película de Disney. Y pues no. Se estrenó la secuela, y la intención de los escritores es contar la historia de una mujer a la que no defina su interés romántico, lo cual también es muy bueno para la visibilidad de roles femeninos no tradicionales.

Pero la historia de Elsa sigue marcada por los años que vivió escondida del mundo, negando quién y qué era. Así, Frozen 2 nos regala otra canción sobre ser quien se es y mostrarse al mundo. Y si creíamos que Let it go era muy gay, no sabíamos lo que nos esperaba tras Show yourself. Adelante con las letras del doblaje al español latino:

Yo habité detrás de un muro, helado enigma en mí
Al igual que tú, mas hoy podrás salir.
Muéstrate, que muero por verte
Muéstrate, te oiré
Eres a quien esperé y empecé a buscar
Muéstrate, espero entender.

¿No les parece suficiente?

Ya voy por fin segura, que completa estaré
Por un motivo vengo y es por lo que nací tal vez…
Nunca fui como los otros, lo normal yo no viví
Tú lo dirás, se aclarará, ¿por qué hay esto en mí?
Muéstrate, ya ves que no tiemblo
Aquí estoy por primera vez
Eres quizá la respuesta que hay que buscar…

¿Lo cual quiere decir que habrá Elsa lesbiana en Frozen 3? No sé. Show yourself es una canción de autoaceptación. En un mundo donde no tenemos magia, una historia sobre una mujer con poderes mágicos es una metáfora. ¿Y qué creen? Que el camino de Elsa de las nieves no es la única forma de aceptar lo que uno es. Es una metáfora. Yo no trabajo en un circo, por ejemplo, y This is me, de The Greatest Showman, me pone la piel chinita. ¿Significa que lo que yo escucho en la canción no es válido porque no soy la mujer con barba que la canta en la película? No. This is me es lo que yo quiero hacer de ella. Las canciones de Frozen y Frozen 2 también están ahí, para que sus espectadores las hagan suyas.
Hay fans que están definiendo a Let it go como la canción de “Soy gay” y Show yourself como la canción para salir del clóset. Mostrarse.

Escuchen y disfruten. Y díganos qué piensan. ¿tenemos nuevo himno gay?

Muéstrate, admite tu fuerza
¡A crecer!, algo nuevo ser…

Tolkiendili y Slytherin. Mis ambiciones son volver al Wacken, hacer tortillas a mano, ver Hamilton, y normalizar la compra de libros aunque tenga otros sin abrir.