Te decimos por qué es importante diferenciar al "drag queen" del "blackface" (Twitter) - El Closet LGBT
Síguenos en

Opinión

Te decimos por qué es importante diferenciar al «drag queen» del «blackface» (Twitter)

Publicado

el

Anterior1 de 3
Usa tus teclas ← → (flecha) para navegar

Hace un par de semanas se hizo popular un Tweet donde una usuaria preguntaba “seriamente” «¿Por qué el blackface es ofensivo y el drag queen no?»

Esta pregunta generalmente viene de dos tipos de personas: las que consideran que el drag es problemático o las que consideran que el blackface no es para tanto… o una muy común combinación de ambas.

Y lo digo, porque no es una pregunta nueva. El año pasado, Sharron Davis, medallista olímpica británica hizo un comentario donde equiparaba ambas situaciones, tan solo unos meses después de que Maxmie Bernier, político de derecha canadiense hiciera la misma comparación, tras las acusaciones a Justin Trudeu, presidente canadiense, por hacer blackface.

«Soy la única persona molesta por los show drag? Una parodia de lo que una mujer real es, como el blackface…» dice Sharron en su Tweet. «Solo las personas de mente cerrada lo ven de esa manera… suena a ignorancia derivada del privilegio heterosexual blanco, ¿pero yo qué se? Sólo soy un hombre en vestido», le respondió Trinity The Tuck.

 

¿Qué es el blackface?

Para poder entender el tema de fondo primero debemos saber qué es el blackface.

El blackface es un tipo de maquellaje muy popular a partir de 1800 en el teatro, donde personas blancas se pintaban de color negro para interpretar a personas racializadas. En estas representaciones se ridiculizaban y burlaban de personas negras a quienes interpretaban como flojas, depredadoras sexuales, iletradas, ignorantes, supersticiosas, etc.

No es casualidad que el blackface gane tanta popularidad durante ese tiempo pues a finales del siglo XVIII comienza el movimiento por la abolición de la esclavitud, y los blancos supremacistas tenían que reflejar su desprecio por el hecho de que aforamericanos pudieran vivir en libertad.

También sabemos que a pesar de que el blackface es considerado problemático en la actualidad, los estereotipos contra las personas racializadas siguen presentes y están arraigados estructuralmente en lo que llamamos racismo, y van desde cosas tan simples como la típica caricatura de un “negrito” con pelo afro, labios rojos y taparrabos, hasta el encarcelamiento y muerte de miles de personas racializadas al año alrededor del mundo.

Anterior1 de 3
Usa tus teclas ← → (flecha) para navegar

Sociólogo y latinoamericanista. Voluntariado, juventudes, sociedad civil y asentamientos populares. Me gusta trabajar en equipo. Cuir&Bisex+. Especialista en estudios muggles.