"The Thing About Harry" la nueva comedia romántica LGBT+ que tanto necesitábamos - El Closet LGBT
Síguenos en

Cine

«The Thing About Harry» la nueva comedia romántica LGBT+ que tanto necesitábamos

Publicado

el

¿Qué tienen en común películas como Si tuviera treinta, El Diario de Bridget Jones, Cómo perder un chico en 10 días, Un Lugar Llamado Nothing Hill y Recién Casados? La respuesta es muy fácil: todas son comedias románticas con las que crecimos a inicio de los 2000.

Aunque traten de negarlo,  sabemos que esos filmes se convirtieron en una parte importante de nuestra vida. No por nada, el quedarse en casa durante el fin de semana esperando a que pasaran alguna de esas comedias románticas en el canal 5 de televisión abierta en México -una pausa, ¿aún existe?- era uno de nuestros planes favoritos.

Si bien, éstas no destacaban por la complejidad de su historia, personajes o giro dramático, en la actualidad son consideradas clásicos dentro de ese género cinematográfico. Sus historias eran las más simples y repetitivas que podamos imaginar: todo iniciaba con dos personajes -completamente distintos- cruzándose en algún punto de la historia. A lo largo nos contaban sus aventuras y desventuras, tratando de hacernos creer por momentos que el final feliz para ellos no existiría, pero siempre -y como por arte de magia- a minutos que la historia finalizara, los dos descorazonados, que durante más de cincuenta minutos de película eran expuestos a situaciones -en muchas de las ocasiones- absurdas, lograban reencontrarse y así tener un final feliz.

Pero esta nota no se trata de juzgar el argumento sino de destacar una característica que todas las comedias románticas de inicio de siglo XXI compartían y era que los personajes siempre se trataban de una mujer y un hombre. Parecía que era inconcebible que algún personaje LGBTQ tuviera un papel, y ya no sólo hablemos del protagónico sino de cualquier tipo de papel en el filme.

En resumen, se trataban de historias con dos personas heterosexuales, viviendo un amor heterosexual, en lo que parecía ser un mundo heterosexual, repleto de personas heterosexuales y, ¿dónde quedaba la diversidad?, de seguro ni en el borrador del guion.

Quizá pueda parecer algo sin importancia pero para mi punto de vista es algo con mucha relevancia y trascendencia. Lo digo desde la perspectiva de una persona que pasó la mayoría de su infancia y adolescencia viendo filmes donde no se representaba la diversidad en el mundo. Haciendo ver que eso no existía o simplemente “no estaba bien”.

Para nuestra fortuna estamos en arrancando el año 2020 y ya he perdido la cuenta de películas, series y otros tipos de contenido audiovisual en el que no sólo mencionan a personas de la comunidad, sino también hablan de sus historias. Por ejemplo, Netflix ha sido un pionero en la creación de contenido LGBTQ y aunque es fabuloso, no podemos mentir que la mayoría de estas producciones caen casi siempre en el mismo cliché: un personaje LGBTQ atravesando situaciones -en mucho de sus casos difíciles- por el simple hecho de ser gay. Pero, ¿dónde queda lo orgánico en esos filmes? Si bien, ya tenemos películas como Love, Simon, Call Me By Your Name, entre otras, aún seguía faltando una película con el mismo formato que las comedias románticas de los 2000.

En esta ocasión el canal de cable estadounidense Freeform trae The Thing About Harry, un filme protagonizado por Jake Borelli, conocido por su papel en Grey’s Anatomy y debutando como coprotagonista, Niko Terho. La historia narra la aventura de dos enemigos de secundaria: Harry, un deportista destacado y Sam, un chico gay, que se ven forzados a compartir un viaje en auto para asistir a la boda de unos amigos a su ciudad natal Missouri, STL., el día de San Valentín.

Los dos se quedan varados en un motel y deciden pasar la noche. Es ahí cuando comienzan a desarrollar una profunda amistad, sin admitir que un posible romance se está gestando. A continuación, te dejo el tráiler para que le eches un vistazo y nos dejes tu opinión.

Su estreno será el día 15 de febrero por el canal Freeform.

 

La mitad de mi vida la paso creando contenido y escribiendo; la otra mitad haciendo memes. Artista ya no tan frustrado.