Cigüeñas y el perverso plan de la "agenda gay" - El Closet LGBT
Síguenos en

Sin categoría

Cigüeñas y el perverso plan de la «agenda gay»

Publicado

el

El imperio gay contraataca

 

14636565070455

 

Nuestro perverso plan por llenar el mundo de malévolos arcoíris, de malformar las mentes de los menores con los peligrosísimos valores del amor y el respeto al prójimo va viento en popa. Y esta vez logramos inmiscuirnos justo donde queríamos para poder llegar a este vulnerable sector: logramos homosexualizar una película de animación para niños.

 

destacada

 

Cigüeñas es un filme animado de la Warner Bros., dirigido por Nicholas Stoller, y Doug Sweetland, y escrito por el mismo Stoller. Como nuestros padres nos contaron a muchos, estas aves solían entregar bebés a sus nuevas familias, pero ahora entregan paquetes de cornerstore.com. Junior, uno de los mejores repartidores, y Tulip, la única humana en Montaña Cigüeña, accidentalmente activan la olvidada Máquina para Hacer Bebés, creando a una pequeña niña a la que buscarán llevar hasta su nuevo hogar.

 

A pesar de lo inocente y family-friendly de la historia, hay un selecto grupo de personas que en las últimas semanas acudieron a las redes sociales para advertir de las maldades que esta cinta promueve, ya que en un muy, muy pequeño momento del filme, estas aves (a diferencia del grandioso Frente Nacional por la Familia o la sacrosanta Arquidiócesis Primada de México) entregan los bebés a familias de todo tipo, sin discriminar: tanto las compuestas por hombre y mujer, como familias homoparentales.

 

606632-ciguenas-nuevo-trailer-cartel-pelicula-warner-bros-animation

 

En diversas entrevistas, tanto Luis Gerardo Méndez como Martha Higareda, quienes protagonizan la cinta en el doblaje, han defendido el mensaje de la película, al referir que «deberíamos tener un discurso de amor, tolerancia y respeto, en lugar de discursos de odio y separación» (http://www.eluniversal.com.mx/articulo/espectaculos/cine/2016/09/16/ciguenas-que-defienden-en-cine-la-diversidad-y-tolerancia ), además de señalar que son los adultos, y no los niños, quienes cuestionan: mientras los primeros discriminan, los segundos lo ven como algo completamente natural.

 

¿Qué nos deja esto? Fuera de la pena ajena, esta polémica tiene algo de positivo: resalta la falta de argumentos coherentes de parte de estos grupos conservadores, evidenciando que no están realmente preocupados por “sus niños”, sino simplemente están proyectando sus ideas deformadas. Dénse cuenta: ¡Están poniendo el grito en el cielo porque una película animada (perdón, menos de un minuto de una película animada) les está enseñando amor y respeto a sus hijos! ¡Qué gran peligro! Según ellos, claro. Por mi parte, yo estaré feliz de vivir en ese infierno donde todo tipo de familias pueden criar a sus hijos con todo el amor que les sea posible dar, sin que el resto de la sociedad los condene por ello.

 

 

 

Realizador audiovisual, gaymer y amante de una buena conversación. Madonnista y Björker. Sobreviviendo entre dramas y comedias. También escribo en fragmentoav.com.

Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Deja un comentario