Le di todo el amor que era para mí - El Closet LGBT
Síguenos en

Opinión

Le di todo el amor que era para mí

Publicado

el

Me dejó. ¿Sabes cómo se siente eso? ¿Sabes cómo se siente cuando pisas fondo? Sientes como si fueras nada para todos, como si sólo él tuviera el superpoder de hacerte sentir bien con tal solo su presencia. Ahí me di cuenta de que ya estaba perdido.

Ni siquiera mi presencia era suficiente para mí, debía estar con él o me sentía fuera de mí, que no había color en mi vida y que me ahogaba la noche. Le di todo el amor que era para mí.

¿Cómo salgo de ahí, qué debo hacer para no necesitarlo, qué píldora debo tomar para olvidar su rostro, su piel, sus ojos marrones y sus labios rojos? ¿Qué hice para merecer esto?

Cada día que pasaba me hacía la misma pregunta, cada minuto estaba más convencido de que algo estaba pagando, aunque supiera que no soy mala persona como para vivir algo así. Me faltaba el aire, me dolía el estómago, quería llorar y gritar. Sentía como si mil cuchillos atravesaran cada célula en mi cuerpo cuando pensaba en él y en qué estaría haciendo, si pensando en mí o disfrutando con alguien más. Tan sólo pensar en eso último me hacía sentía muerto en vida.

Me veía al espejo y pensaba: “claro, estas súper culero, cómo iba a permanecer contigo”, “si le hubiera regalado aquel pantalón no se hubiera ido”, “si no le hubiera gritado en esa pelea seríamos felices”, “si lo hubiera amado más, si hubiera aceptado eso, si no le hubiera reclamado, me amaría nuevamente”

Estoy a punto de salir al cine después de días, he llorado litros de lágrimas no sólo en mi cama, sino en la regadera, en la escuela, en el trabajo, en el metro… No le veo sentido salir a divertirme porque igual no me divierto, sólo quisiera ser esas personas que veo pasar felices, que no tienen esa falta de afecto, que van caminando contentas por ser quienes son y no depender de nadie, ¿alguien se sentirá tan mierda como yo?

Sabía que no me serviría de nada ir al cine, me siento igual que antes, nada cambió dentro de mí, quiero volver a llorar en mi cama y en la regadera y olvidarme de todo… excepto del tráiler de la película que va a salir el otro mes que se veía muy buena.

Investigué un poco: no soy el único, muchos se sienten igual que yo y al menos no estoy solo, dicen que nadie se muere de amor, pero se siente como sí.

Volví a ir al cine, olvidaba lo mucho que me gustaba, vi la película y se veía mejor en el tráiler, no creo que a él le hubiera gustado. Pasé por una tienda de manualidades y me dieron una clase gratis. Qué interesante, no sabía que era bueno en esto. Me inscribí.

Hoy me volví a sentir mal, salí a caminar al parquecito que está cerca de mi casa con mis audífonos puestos y lloré mucho otra vez, pero algo fue diferente, me gustó caminar, escuchar música y olvidaba lo que eso me hacía sentir.

Voy saliendo de mi clase de manualidades e hice un busto con mi cara, ¡vaya que soy idéntico!, y no estoy nada mal. Conocí a un par de chicas que tienen toda la buena vibra, me la paso realmente bien ahí. Tenían razón mis amigos al decir que debía volver a hacer las cosas que me gustan y que encontrara otras nuevas. Por cierto, hay un chico guapísimo en la clase que se me queda viendo muchísimo, se ve que es súper buena onda.

Estoy aquí, en mi habitación viendo hacia la ventana, pensando en ti porque todavía no te olvido y creo que no quiero. Quiero pensarte y recordar todos los buenos momento que pasamos, en lo importante que fuiste para mí y lo mucho que te amé.

Estoy aquí pensando en ti, no sé si tu estarás pensando en mí o en alguien más pero realmente ya no importa, descubrí que lo peor ya pasó y lo mejor está por llegar, encontré a alguien que valora todo el tiempo que le doy, que le gusta lo que hago por él y me agradece; siempre me deja pasar primero y le importa todo lo que pienso, le gusta todo lo que me gusta a mí y le encanta mi peinado aunque el viento lo despeine. Le gusta mi forma de escribir y la forma de mi nariz, no critica mis lunares, me respeta y me da lugar en todos lados.

No pude encontrar mejor hombre para mí que tú. Siempre viviste dentro de mí y nunca te escuché, perdón por abandonarte todo este tiempo. No sabes la falta que me hiciste.

Te amo/Me amo.

Altanero, precioso y orgulloso. Cinéfilo, futbolista, gaymer y blogger. Mediocampista de Zorros LGBT.