La importancia de hablar, señalar y evidenciar todo abuso y acto de violencia hacia un ser vivo - El Closet LGBT
Síguenos en

Opinión

La importancia de hablar, señalar y evidenciar todo abuso y acto de violencia hacia un ser vivo

Publicado

el

EL SILENCIO Y EL MIEDO: NOS MATAN

Hoy comenzaré siendo un poco más directo, y todo esto es porque realmente esta situación ya no puede esperar; estoy aquí para decirte: ¡YA NO PODEMOS CALLAR!

Hoy, en pleno 2018 quedarnos calladxs ante cualquier abuso, ante cualquier situación de violencia y que falte a lo que civilizadamente hemos llamados: derechos humanos, debería ser sinónimo de complicidad; hemos llegado al punto al cual por quedarnos callados, por pensar que no nos compete o que la historia de alguien más no debe interesarnos ya que “es su problema, no mío” o “eso no me afecta a mi”, tenemos cifras rojas en crímenes de odio, violaciones, abuso sexual, corrupción, injusticias, nepotismo y todo lo demás que ya sabemos que existe pero decidimos hacernos de la “vista gorda”.

Estamos tan “entumecidos” emocionalmente y tan acostumbrados al dolor porque vivimos rodeadxs de violencia y sufrimiento, que aceptamos esta visión “normalizada” de la violencia y todas sus variantes, ¿en qué momento permitimos que dicha circunstancia de vida sea una realidad?

Esta misma “anestesia emocional” nos enajena del sufrimiento del otro, nos impide mirar con humanidad y empatía las necesidades  de aquellas personas que nos rodean, así como también nos genera una miopía moral en donde únicamente nos interesa aquello que nos “afecta directamente”, particularmente en el mundo de las redes sociales donde no existe el contacto real con las personas sino una convivencia imaginaria a través de pixeles y estilos de vida basados en la mentira y la pretensión.

Sin embargo, déjame decirte queridx lector/a que esto no es así, que lo que le pasa al otro: TE COMPETE, que aquello que le sucede a alguien al otro lado del mundo: TE AFECTA

¿Por qué?

Porque todo acto de violencia, todo acto que atente contra alguno de nosotros y de sus derechos humanos: nos involucra a todos; porque una vez que una línea se ha cruzado para alguien, puede volver a cruzarse millones de veces para todos y todos te incluye a TI o quizá, a alguien que ames.

Es por ello que es importante alzar la voz, CALLAR NOS ESTÁ MATANDO, pensar que eso “no me inmiscuye” NOS ESTÁ MATANDO, y si: digo NOS, porque cada niñx, cada mujer, hombre, cada ser vivo que está siendo dañado es parte de todos y cada uno de nosotros.

¿Cuántos más? ¿Qué más necesitamos para poder despertar?

Te pondré un ejemplo:

En algunas ocasiones algunos amigos míos me han dicho que “no es mi deber” como psicólogo ir corrigiendo a todas las personas que hacen comentarios machistas, misóginos y sexistas. Que no podré cambiar la forma de pensar de todxs y que al fin y al cabo pues ni me afecta…

A todos ellos siempre les doy la misma respuesta:

TIENEN RAZÓN, en una cosa: no es mi deber como PSICÓLOGO corregir, es mi DEBER como SER HUMANO, como una persona que realmente desea y sabe que necesitamos un cambio para poder sobrevivir señalar  y educar a la persona que está dañando a otra sobre sus acciones y posibles consecuencias de las mismas; definitivamente mi intención no es educar a todxs, mi intención es educar a todxs los que yo pueda y estén a mi alcance.

Porque sé que no hay otro camino, estamos donde estamos parados porque nos hemos “echado la bolita” por generaciones, culpando muchas veces a los del pasado que ya ni están entre nosotros y yo creo que ya es hora de dejar de victimizarnos, romper el “entumecimiento” emocional y tomar responsabilidad de nuestro mundo.

Yo sé que una de las razones muy poderosas por las cuales la gente decide callar o hacer caso omiso de las situaciones que observa es el miedo; y esto lo sé porque YO he tenido miedo antes y lo sigo teniendo muchas veces en muchos aspectos, pero decidí que el miedo no va a impedir que yo sea un agente de cambio para un mundo que lo necesita, sé que otra de las mayores razones por las cuales la gente comete actos violentos es porque sufre y porque muchas veces la desinformación funge un papel primordial en la consciencia de la violencia. Es por ello que creo en lo necesario de señalar y educar a las personas sobre una mejor realidad, especialmente porque estoy seguro de que muchas personas eligen esa realidad porque es la única que conocen.

Amigx lectxr, tú que estás detrás del monitor: TÚ eres pieza importantísima en este cambio, elige dejar de “hacerte a la vista gorda”, elige dejar de ignorar que aquello que te pasa y observas que le pasa a otros es “lo normal”, no te resignes a la violencia en cualquiera de sus tipos. Resignarte ante ella es poner la cuerda alrededor del cuello de la humanidad y esperar  a que el tiempo baje la palanca.

No sucumbas ante la normalización de la violencia, no permitas que esto impregne tu vida: date la vuelta y vete, alza la voz y señala, evidencia a las personas que cometen estos actos y muéstrales, si así lo desean, un mejor camino, pero ya no elijas la misma realidad.

Cada línea que se cruza, es un paso más cerca hacia la pérdida de nuestra humanidad, de todo lo bueno que somos. Sé que somos más que eso, ten valor, vence el miedo y por favor: sé el cambio.

No estás solx…

No estamos solxs…

Por: Jota de Dios

Yucateco de corazón, psicólogo de profesión, escritor y fotógrafo por pasión.“Con una mirada idealista y una mente llena de libros de auto superación en un mundo que aún no termina de comprender, Juan de Dios nos comparte algunas de sus reflexiones basadas en historias íntimas y personales con una narrativa entendible por todxs y con una pizca del sentido del humor jotero que TANTO amamos”.