Kanye West es una señora que debería permanecer sentada para siempre - El Closet LGBT
Síguenos en

Música

Kanye West es una señora que debería permanecer sentada para siempre

Publicado

el

Cuando me dicen Kanye West yo pienso en dos cosas, la primera de ellas: LA CANCIÓN de J Balvin con Bad Bunny por esa parte que dice “eres la fantasía oscura de Kanye West”, y la segunda: ¿quién verga es Kanye West?

Ya luego recuerdo que es el wey (tipo) que se cree Dios, que traía pleito con TayLord Swift, que es rapero y que es esposo de Kim Kardashian.

La razón de que no lo recuerde de buenas a primeras no es que sea alguien irrelevante, la verdad es que todos sabemos quién es Kanye West y que J Balvin y Bad Bunny en ese verso se refieren a My Beautiful Dark Twisted Fantasy considerado por muchos como su mejor álbum. Sí, todos sabemos quién es Kanye. Lo que pasa es que honestamente creo que es alguien a quien deberíamos dejarle de prestarle atención.

¿Por qué?

Sobran las razones.

En 2016 tuiteó la frase «BILL COSBY INNOCENT!!!» (Bill Cosby inocete), abogando por la inocencia del comediante que en aquel entonces empezaba a enfrentar las acusaciones por acoso dando inicio y fuerza al movimiento Me Too. Luego están sus discursos desbordados en ego donde literalmente afirma ser “Picasso, Walt Disney y Steve Jobs”, aquel en 2015 donde se compromete a postularse como presidente, aquella vez que tuiteó a Larry Page -cofundador de Google- que sería una mejor idea invertir en él que en construir escuelas en África, o cuando se comparó con Picasso, Kubrick y… Escobar (?) en medio de un ataque de ira en el backstage de Saturday Night Live Show.

También está su apoyo al gobierno de Trump (sí, el mismo Trump que dijo que ¿Qué diablos perderían los negros si votaran por él?, pero que con el apoyo de Kanye se deslinda de toda acusación de racismo contra él y su equipo respaldado por una de las figuras más influyentes de la comunidad afroamericana en Estados Unidos), las constantes declaraciones donde intenta hacerse ver a sí mismo como el patriarca de la familia Kardashian y la multitud de versos misóginos dentro de sus letras como esa donde dice que se masturba con fotos de sus cuñadas.

 

¿Quieren más?

A penas el año pasado expresaba su opinión sobre los 400 años de esclavitud que la gente afroamericana enfrentó en Estados Unidos llamándola “una elección” por parte de los esclavos a “ser esclavos de pensamiento y no hacer nada para salir de ahí” y, claro, sus recientes declaraciones en contra del aborto acusando a la mafia de “lavar el cerebro de su gente para abortar a sus bebés”.

 

No vamos a negar tampoco todo lo que ha logrado Kanye West en los últimos 20 años posicionándose como uno de los mejores raperos de la escena, ni que ser un hombre negro dentro de una industria hecha y dirigida por hombres blancos pone voz y fuerza a la lucha contra la discriminación racial. Tampoco vamos a negar la enorme influencia que el rapero tiene y ha tenido durante estos años ni que My Beautiful Dark Twisted Fantasy y The Life of Pablo son grandes trabajos. No. Pero es justamente esa influencia y poder el que nos preocupa cuando por ejemplo, anuncia su asistencia para un evento religioso expresa y abiertamente anti-LGBT.

 

El año pasado, Kanye incluyó en su último álbum Jesus is King una canción dedicada a Chick-fil-A una cadena de restaurantes que subsidia movimientos anti-LGBT en Estados Unidos.

Y es eso lo que nos trae a la mesa con Kanye otra vez, que se ha convertido en la estrella principal a presentarse en el Awaken 2020 que es algo así como un Coachella para gente homofóbica.

El evento tendrá lugar en el Sun Devil Stadium de Arizona y será el “primer épico evento evangélico de la década” reuniendo a la mayor cantidad de radicales homofóbicos predicadores junto a Kanye West, que no sólo se presentará en algún punto de las más de 10 horas de plegarias y alabanzas guiadas por nuestros homophobic-superstars-evangelical-celebrities sino que, con su presencia en el evento, logró convocar a tanta gente como para llenar el estadio.

Junto a nuestro no tan querido Kanye vamos a encontrar personajes como Guillermo Maldonado, defensor de la idea “ser gay está claramente prohibido por Dios”, Ché Ahn, que cree que la defensa de los derechos LGBT no debería ser asunto del estado, Cindy Jacobs y Lou Engle que creen que de alguna forma nuestra lucha por esos mismos derechos llevarán a Estados Unidos a una nueva Guerra Civil y que están acercando a América a ser una nueva Alemania Nazi y que han hecho y apoyado declaraciones tales como “KILL THE GAYS”.

Estos extravagantes personajes forman parte de NAR (New Apostolic Reformation) un movimiento religioso que propone devolver al estado a un gobierno teocrático que se apegue a su filosofía y a las instrucciones de la Biblia y la intención de este evento es invitar a los convocados a “abrir las puertas de una nueva era, una nueva década que traerá señales y maravillas, la curación de los enfermos y la predicación del evangelio”… con el apoyo de Kanye West.

 

Actor, dramaturgo y en mi tiempo libre salvo a New York del Doc Ock. Soy tan chido que mi patronus es un Charizard, because I’m what? Sickening.