Hemos terminado - El Closet LGBT
Síguenos en

Opinión

Hemos terminado

Publicado

el

Vamos camino a casa y mil pensamientos inundan mi mente.

Estás sentado al otro extremo del asiento en el taxi, a diferencia de hace un par de horas donde podía incluso oírte respirar.

Intento tomar tu mano e inmediatamente la apartas para evitarlo.

El guardia de la entrada no le permite al taxi entrar al conjunto de casas, caminas un  par de metros delante de mí, mientras nos dirigimos hacia la casa y contengo las ganas de llorar.

Cierro la puerta y comienzo a subir las escaleras, volteo cuando estoy a la mitad y te pregunto si no vas a subir.

Mis ganas de llorar se están transformando en coraje, me quito la ropa y me quedo en bóxers sentado en la cama mientras te recargas en la puerta a la vez que la cierras.

Quiero intentar un cese al fuego, olvidar las últimas horas, abrazarte y llevarte conmigo a la cama, quiero sentir tus labios en los míos.

No has dicho nada, solo miras fijamente el piso, te pregunto si te vas a acostar y ni siquiera parpadeas.

El enojo se llevó mis ganas de llorar, te repito la pregunta mientras te agarro la cara y te obligo a verme.

Dices que ya te vas, y solo logras hacer que me enoje aun más, no te pido que te quedes, aunque por dentro ruego que no te vayas, solo te digo que no seas inmaduro y te acuestes.

Siento como tu cuerpo se recuesta sobre el lado vacío de la cama en medio de la oscuridad, puedo sentir tu cuerpo cerca al mío, muero por girarme, olvidar todo y abrazarte.

Intento tomar tu mano nuevamente, esta vez no lo evitas, y justo cuando estoy apunto de hablar, terminamos escucho salir de tu boca, suelto tu mano e intento dormir.

La alarma de tu celular suena avisando que son las 6:30, hemos dormido un par de horas por un segundo olvido todo, pero ahora recuerdo tus palabras.

Tus brazos me toman por la espalda y me acercan a tu cuerpo, estas desnudo, nos besamos y por primera vez no estamos teniendo sexo, hacemos el amor.

Entro al cuarto después de bañarme y ya estas cambiado, intentas besarme pero lo evito, puedo ver la confusión en tu cara, y repito tus palabras recordándote que hemos terminado.

Sostienes mi mano mientras espero el transporte, me pides otra oportunidad para los dos y me das un beso.

Antes de soltar tu mano, te recuerdo que tú tomaste una decisión la noche anterior y que es lo mejor para los dos.

Tus ojos apunto de dejar que las lágrimas salgan, me miran con tristeza y sorpresa a la vez, mientras te repito: hemos terminado.

Ing. Industrial, me gusta leer y nadar.