Hablemos de salud mental: porqué deberíamos ir al psicólogo - El Closet LGBT
Síguenos en

Opinión

Hablemos de salud mental: porqué deberíamos ir al psicólogo

Publicado

el

Ya cumplí más de un año de ir a terapia. A días de cumplir el proceso que inicié hace un tiempo, me di cuenta de que fue una de las mejores decisiones que he tomado.

Y todo comienza con el miedo de que nunca quise hablar de lo que me pasaba. Las palabras se acomodaban en mi interior, mientras lucía una sonrisa como si no pasara nada. He ahí mi problema.

Yo crecí con la idea de que ir al psicólogo era sinónimo de estar desequilibrado, enfermo, o simplemente de que no eres lo suficientemente fuerte para superar lo que la vida te arroja. Estaba muy equivocado. Cuando las palabras no dichas se hicieron nudo en mi garganta, y me escapé de ahogar, reconocí que debía hablar con alguien.

Y poco a poco fueron saliendo los “cucos” del armario. Las dudas, las inseguridades, los miedos. Todos esos pesos que se manifestaban en otra ilusión amorosa fallida, en ansiedad, y en la dificultar de hablar con mis seres queridos.

Los jóvenes de la diversidad sexual son más propensos al suicidio y la depresión porque tienen, tenemos, miedo a hablar. Y quién los culpa, si el mismo ejercicio de ser auténticos puede acarrear dramas familiares, hasta profesionales.

Pero el primer paso, y el más difícil, es decidirse y comenzar la conversación. Hablar, no tener vergüenza de que tenemos acompañamiento psicológico. Entender qué nos marcó tanto para que dudemos de nosotros mismos. Hablar, y buscar ser libres.

No puedo mentir, ir al psicólogo es un carrusel de emociones, una casa de espejos en la que encaras a tus peores miedos. Pero existe también el alivio de poder vencer, poco a poco, esos demonios que tenemos en nuestro interior.

Porque después de todo, nuestros miedos no nos definen, sino la valentía que tenemos para enfrentarlos.

Feminista ecuatoriano que ve el mundo no como es, sino como debería ser: un lugar de igualdad, amor y mucha comida.