Síguenos en

Noticias

Golpean a joven gay por defenderse a acoso homofóbico ¡Y las redes sociales lo culpan!

Publicado

el

Los comentarios recibidos por su denuncia comprobaron el machismo y homofobia existente en nuestra sociedad.

Hace unas horas Donaldo Martínez (joven de origen mexicano) compartió una denuncia ciudadana a través de su cuenta personal de Facebook en donde relata la violencia verbal y física de la que fue víctima el pasado día sábado por cuestiones de homofobia en la ciudad de Guadalajara, Jalisco. Quien relata lo siguiente:

«¡Pinche joto, te voy a matar! ¿no que muy chingón?», fueron parte de los comentarios que recibía mientras era golpeado en el suelo.

Que si bien acepta haber respondido la agresión verbal con otra, con palabras como «chinguen su madre». No justifica en absoluto el ser abatido por un grupo de hombres quiénes se dieron la libertad de golpearlo, acompañado de insultos y vejaciones relacionadas a su orientación sexual.

Contamos con el permiso de Donaldo Martínez para compartir la foto

Situación donde no conforme con la agresión denunciada y la evidente violencia ejercida (al punto de requerir atención médica e inclusive una intervención quirúrgica); las redes sociales nos comprobaron una vez más la sociedad homófoba y machista en donde vivimos con comentarios tales como:

Donde tristemente, también podemos ver la homofobia existente por las mismas personas dentro de la comunidad LGBT+, que muchas veces intentamos disfrazar con humor, ¿se debería bromear en casos tan alarmantes como éstos?

Y encima hay quiénes lo juzgan por «salir a deshoras», «seguir el juego», o haber respondido. Parece ser que las personas no heterosexuales/cisgénero deberíamos estar acostumbradas a recibir violencia verbal, y tenemos una especie de obligación en aguantar aquellos insultos de todas esas personas que se toman de libertad de emitir juicios en nuestra contra.

Por ningún motivo soy partícipe de la violencia, y en ElClósetLGBT+ estamos conscientes de que la violencia nunca será el camino, y que más violencia nunca será la forma de combatirla, sin embargo nos cuestionamos: ¿hasta donde deberíamos dejarnos someter?, ¿hasta que punto debemos callar y ser nosotros los resilientes por que «la sociedad es así»?, ¿cuándo será el momento de reinvidicar aquello que violenta a millones de personas en el mundo y ponerle un alto a todos los discursos de odio?

Este fin de semana fue Donaldo la víctima, un joven que se atrevió a hacerlo visible y que no obstante la marea de críticas y descalificaciones en su contra, tuvo las agallas de hacer pública su historia; quién además nos contó que en cuanto sea dado de alta del hospital, hará la denuncia correspondiente y espera dar con los responsables.

Pero no solo es Donaldo, diariamente cientos de personas son violentadas de manera psicológica, verbal y física por una cuestión de orientación sexual y/o identidad de género. Tan solo México es el segundo lugar mundial en crímenes relacionados a la homofobia y transfobia. Situación que por ningún motivo debemos normalizar, y que como generación, tenemos la enorme tarea de acabar con concebir y aceptar la violencia verbal callejera.

Hoy, más que nunca, hacemos un llamado a toda la comunidad LGBTTTIQ a no bajar la guardia, a seguir caminando con orgullo y mostrar nuestros colores, ¡a no permitir que nadie gris venga a intentar apagarnos!

No hay que esperar a que le ocurra a tu novio, amiga, hija, primo, compañero o amigo, la violencia no es normal, ni debe ser permisible ¡Nunca, jamás, tengamos la osadía de acostumbrarnos a ella!

Activista mexicano dedicado a la lucha por los derechos humanos, enfocado en las personas con discapacidad y el colectivo LGBT+. Me caracterizo por mi constante confrontación y cuestionamiento a todas aquellas prácticas y conductas que promueven el odio y la discriminación.