¿Es una fobia el odio a personas LGBT+? - El Closet LGBT
Síguenos en

Opinión

¿Es una fobia el odio a personas LGBT+?

Publicado

el

Homofobia, lesbofobia, transfobia, bifobia, panfobia, entre muchas otras formas de odio que sufrimos día a día las personas LGBTQIA+ y que hemos nombrado como «fobias» tomando la raíz griega “phobos” que significa miedo u odio.

Estas prácticas se definen como un tipo de discriminación basadas en el desprecio, prejuicio, aversión, odio o antipatía a personas disidentes sexuales, que puede ser a causa de la ignorancia o de ideologías políticas, sociales o religiosas conservadoras y generalmente antiderechos.

Algunes activistas, sin embargo, han comenzado a sustituir estos términos por otros como homo/lesbo/trans~odio u homo/lesbo/trans~antagonismo con el fin de evitar algunas implicaciones discursivas que trato de explicar en esta entrada.

La razón principal, de la cuál se desprenden el resto de puntos que aquí se describen, es que la LGBT+fobia no es una fobia en términos psiquiátricos. Es decir, no es un transtorno de ansiedad que causa un miedo irracional y persistente, del que se pueda tener un diagnóstico médico. Es decir, no es una “enfermedad” que se tenga que “curar” o controlar con un tratamiento.

Más bien es un odio, desprecio o aversión selectiva ante un grupo minoritario de personas lo cuál como ya mencioné afecta al pleno goce de los derechos humanos de esta población. Un “antagonismo” en el sentido de que se vuelven bandos “enemigos” donde apoyar a une necesariamente significa afectar al otre. Por ello hablar de homoantagonismo o transodio, por mencionar dos ejemplos.

Dentro de las personas antiderechos, si bien existen algunas que explíctamente odian y desprecian a las personas disidentes sexuales, muchas otras, generalmente estructuran sus argumentos algo así:

«yo no tengo nada contra _inserte cualquier subgurpo LGBTQIAP+ o en realidad a cualquier “minoría”_, pero _inserta frase de cómo supuestamente les afecta a elles que dicho grupo ejerza determinado derecho (libertad de expresión, libre tránsito, identidad, matrimonio, salud, trabajo, etc.)_» o «¿cómo no voy a tener miedo si _inserte argumento del mismo tipo_

Algunas otras personas antiderechos, incluso se hacen las víctimas argumentando que es algo inherente a ellas y que no pueden cambiarlo, pocas reconocen que es algo aprendido o enseñado, y hablar de fobias no ayuda a este entendimiento.

Algunas otras, incluso consideran que es patologizante y capacitista acuñar un término psiquiátrico a alguien “solo porque no concuerda con la ideología de género” (o algo así). También hemos visto argumentos más cínicos del tipo: «yo no le tengo miedo a _inserte población vulnerable_».

Estas son algunas de las razones que han llevado a les activistas a querer sustituir el término LGBT+fobia.

Sin embargo, es cierto que hablar de lesboantagonismo o intersexodio (por citar otros dos ejemplos) puede generar confusión ante personas que no conocen del tema o incluso desviar la conversación a puntos que no son tan relevantes como combatir el LGBTQIA+odio en sí mismo.

Por ello no importa qué termino utilices, sino cómo luchas y resistes contra esta forma de disciminiación tan latente en las sociedades latinoamericanas, anuque ahora ya sabes por qué algunes activistas prefieren utilizar estos nuevos términos y así cuando los leas o escuchas puedas saber de qué están hablando.

¿Con cuál te quedas tu?

Sociólogo y latinoamericanista. Voluntariado, juventudes, sociedad civil y asentamientos populares. Me gusta jugar en equipo. Cuir&Bisex+. Le tomo foto a las paredes.