Episodio 1 (Temporada 13) de #DragRace recapitulado por Paris Bang Bang - El Closet LGBT
Síguenos en

Noticias

Episodio 1 (Temporada 13) de #DragRace recapitulado por Paris Bang Bang

Publicado

el

¡Qué once con Beyoncé!

Permítanme presentarme, mi nombre es Paris Bang Bang, una drag queen orgullosamente chilanga, más en concreto, de Iztapalapa, la alcaldía más grande de la magistral Ciudad de los Palacios. Se dice que soy pionera nacional de esta “época de oro” del drag mexicano, pero solo soy una persona super apasionada por su trabajo.

Es mi gusto compartir mi opinión, por algunos respetada, acerca de eventos televisivos relacionados con el bello arte de travestirse. En esta ocasión, y bajo el ala de El Closet LGBT, vamos a platicar acerca del anticipado estreno de la temporada 13 de la madre de todos los concursos drag, RuPaul’s Drag Race.

Primero que todo, se anticipaba que sería una temporada completamente diferente a sus predecesoras, al ser la primera temporada en ser grabada DURANTE los tiempos del infame SARS-coV-2. COVID, para las comadres. Y, en efecto, recibimos algo completamente diferente a lo que Mama Ru nos tiene acostumbrades.

La dinámica del episodio se revela poco después de iniciado el episodio: Las participantes irán entrando por duplas al Werk Room (que por cuestiones sanitarias, ahora es mas grande), en donde recibirán la sospechosa invitación a dirigirse al escenario principal, donde descubrirán que tendrán que disputarse su lugar en el cast con su compañera, ahora rival. Y como se disputaran el codiciado lugar en el cast, se preguntaran allá en casita? Pues por supollo que, en la vieja tradición de RPDR, se batirán a duelo en un Lip sync FOOOOR-YOOOOUR-LIIIIIFE!

La primera reina en entrar es Kandy Muse, una neoyorquina con ascendencia dominicana, conocida por ser una meme queen y ex hija de Aja, antigua concursante del programa. Se nota que quiere lucir su “gran personalidad”. Si me preguntan, yo la note algo sobre actuada. Le sigue Joey Jay, de Phoenix, Az. Mucha gente, incluida Kandy, se vio sorprendida porque entró enfundada en plumas de pollo, que, para muchos, es un gran no-no en el drag contemporáneo. Yo me vi mas confundida por el hecho de que se presentó con peluca, ya que, ella se precia de que su distintivo es nunca usar peluca.

La canción a interpretar es “Call me maybe” de la legendaria Carly Rae Jepsen. Las dos lo hicieron “OK”. Ambas quedaron a deber para ser autoproclamadas “asesinas de lipsync”. Kandy y su grabadora de mezclilla se llevan el triunfo, mientras que a Joey es enviada a una especie de lounge de perdedoras, donde más adelante recibirá al resto de perdedoras y algunas interesantes noticias.

Continuamos con la entrada de Denali y de Lala Ri, ambas de blanco. Denali, con un opulento traje de patinadora en hielo, lleno de pluma socialmente aceptable, Lala con un conjunto de body y blazer mas bien sencillo. Denali no perdió la oportunidad de menospreciar el conjunto de Lala Ri, sin saber que las nuevas fechorías de Mama Ru la harían pasar la ella misma más adelante.
¿La canción? Ni más ni menos que “When I Grow Up” de PCD. Evidentemente Denali se atacó, pues debe ser increíblemente difícil bailar sobre piso firme en patines de hielo, sin contar que su traje se movía de lugar constantemente. Con todo, Denali hizo una rendición decente de la canción, pero no fue suficiente vencer a Lala, que se convirtió en la segunda vencedora de la noche.

El tercer duelo de la noche se convertiría en uno de los más destacados, al menos por el contexto en el que se llevó a cabo. Por un lado tenemos a Symone, una favorita del publico, desde Los Angeles. Por otro lado, Tamisha Iman, de Atlanta, quien hace de nuestro conocimiento que fue seleccionada para concursar en la temporada anterior de Drag Race, oportunidad frustrada por la lamentable noticia de un avanzado cancer de colon, afortunadamente superado. Yo como público deseaba con el alma que Tamisha y su experiencia de décadas ganara el duelo, sin embargo, y dicho por ella, su condición física no está en su máximo esplendor, haciendo sencillo para Symone llevarse el triunfo, al ritmo de Janet Jackson.

Continuamos con el que, para mi gusto, fue uno de los dos peores duelos de la noche. Por un lado tenemos a Gottmik, otra gran favorita del publico, que hace historia en RPDR al convertirse en el primer hombre trans en ser aceptado en la competencia. En la otra esquina se presenta Utica Queen. Voy a ser un poco seca el describir esta batalla y les voy a explicar el porqué. La canción a interpretar fue “Rumors”de Lindsay Lohan, canción histórica para toda J que vivió su adolescencia por ahí del 2007. Pa’ pronto un himno para varies de nosotres. Como sea, me molesta mucho cuando las Queens recurren a hacerse las graciosas y jugar al payaso con canciones que no se prestan para servir comedia, y justo eso fue lo que hizo Utica, la blanquitud en todo su esplendor. Y Gottmik demostrando que no importa lo bien que te veas, si no la das en el escenario, no la das como drag queen, punto. Esperemos redención de su parte, porque verdaderamente me entusiasma mucho su paso por el certamen. Gracias a Hecate, perdió la insípida Utica.

Otro duelo controversial fue el que se dio entre estas dos neoyorquinas. La primera, una leyenda, Rosé. La segunda, una novata, Olivia Lux, quien incluso profesó su gran admiración por Rosé. No se qué pasa, pero siempre que una queen con experiencia se quiere mamonear con una novata, siempre termina pasando la ella misma. Rosé en lo personal es mi favorita de la temporada, su drag es el tipo de drag que a mí me gusta consumir, y para mí, ella demostró mas tablas en el escenario principal. Sin embargo Olivia demostró ganas, demostró garra y eso le gusta a Ru, quien la nombró ganadora. Sí fue desconcertante la actitud de Rosé, qué lástima que su orgullo herido no le permitió felicitar a su compañera. Tache, Rosita, no estés de perra. La rola fue “Ex’s and Oh’s” de Elle King, por si tenían el pendiente.

Y el último duelo fue entre tres reinas. Y tampoco me gustó, así que intentaré ser breve. Khamora Hall, Eliott y Tina Burner interpretaron ni más ni menos que Lady Marmalade, otro himno para mi generación. Tina Burner arrasó, pero no porque lo haya hecho extraordinariamente bien, sino que sus compañeras fueron realmente deleznables. Que poca justicia le hicieron a este gran tema, lo tiene todo para hacer un lip sync brutal. Buen ejemplo de que usar ropa de marca no es un talento, es un extra.

La cosa es que al final, les informan a todas las perdedoras que para incorporarse a la competencia, deben ponerse de acuerdo todas para eliminar solo a una. Mama Ru es c*lera y quiere ver el mundo arder, nos encanta. Yo de corazón espero que le den cuello a Utica o a Elliott, las dos Queens menos memorables del cast, de huevos se los digo.

En resumidas cuentas, fue una bocanada de aire fresco ver lip syncs sin reveals de peluca, sin pétalos o diamantina bajo la ropa y demás bufonerías que las reinas nos tienen acostumbrados a ver, desde aquel épico lipsync de Roxxy Andrews. Pero no se si era realmente necesario este primer episodio de puros lip syncs, no me desagradó, pero en momentos se sentía pesado, especialmente con tantos comerciales. Por cierto un saludo muy especial a La Grupa, ya que gracias a su transmisión en vivo es que muches de nosotres podemos ver los episodios en tiempo real.

Por ahora puedo decir que la temporada me ha atrapado más que las últimas tres o cuatro, el cast es mas diverso y emocionante, pero ahora no se qué esperar.

¡Semi- spoiler alert!… Se rumoraba que el primer episodio sería solo con las ganadoras y el segundo con las perdedoras. Se rumoraba que la juez super especial para la premiere sería Katy Perry. Supongo que solo nos resta esperar.

Gracias por leer, si llegaste hasta aquí te deseo un año 2021 increíble. Portense bien, usen cubre bocas, lávense manitas. Está en nosotres que esta madre no nos pegue más de lo que ya nos ha pegado. Es el último jalón… ¡Espero!

¡Les quiero mucho!