El tiempo no es una medida de afecto - El Closet LGBT
Síguenos en

Opinión

El tiempo no es una medida de afecto

Publicado

el

Cuando las relaciones terminan, cuando las parejas se separan, cuando algo no funciona y todo se derrumba creo que más de una persona llega a hacer una de las siguientes preguntas:

¿Cuánto tiempo llevaban juntos? ¿Hace cuánto se conocieron? ¿Cuánto tiempo llevaban de casados?…

De pronto en mi entorno algunas parejas habían terminado sus relaciones de pareja, matrimonios o noviazgos, conversando con mi pareja él me lanzo la frase con la que titule este articulo

“El tiempo no es una medida de afecto”

Me puse a analizar la misma y le di toda la razón, a veces llegamos a creer que una relación larga es sinónimo de estabilidad, que decir llevamos 10 años de novios basta y sobra para enunciar nuestra felicidad, la verdad de la milanesa es que solo es un dato, que puede jugar a favor o en contra nuestra.  Es por eso que debemos aprender a valorar otras cosas en nuestras relaciones.

 “Todo este tiempo, fue tiempo perdido”

¡No! definitivamente no, si tu estas atravesando por la ruptura de una relación de años o una de pocos meses debes entender que no fue un tiempo perdido, nosotros nos entregamos a nuestros sentimientos y depositamos nuestra confianza en otra persona, de ahí en adelante todo lo que sucede en esa relación es una inversión, es un aprendizaje, es un viaje de emociones, puede acabar bien, puede acabar mal pero siempre nos deja enseñanzas, aprendemos y creo que eso es lo mejor que nos brinda una relación, lecciones.

“No creo que el tiempo me ayude a superar la perdida”

A lo largo de nuestros caminos hay lecciones duras que nos caen con mucho peso, creemos que no lo podremos soportar.

En ocasiones el tiempo lo que realmente hace es mostrarnos lo positivo y lo negativo de una persona, nos revela quien es realmente, nos muestra un rostro que a veces no notamos, es allí cuando nos cuestionamos la relación, es allí cuando sentimos que no podríamos superar la perdida y es en ese momento cuando muchos deciden continuar y otros deciden apartarse, sea cual sea la decisión siempre debe priorizar lo que uno decida, lo que uno siente, lo que tu corazón y tu mente concilien.

Y créeme es en ese momento cuando nos damos cuenta del valor de las personas que están a nuestro alrededor, son ellos quienes te ayudan a superar un desamor.

No importa cuántas mañanas despiertes al lado de la persona que amas, no importa los días que se encuentran separados a la distancia, si no haces que ese tiempo tenga un valor más allá de una unidad de medida de nada vale…

En conclusión, el amor no está para medirlo en días, meses o años, esta para vivirlo, disfrutarlo, sentirlo, gritarlo, esperarlo, soñarlo, el amor es amor y hasta el día de hoy lo único seguro que tengo es que no está para definirlo.

Actor y director de teatro, marketero apasionado y amante de la pizza con piña. Siempre sé tú mismo, sonríe, llora, canta y vive sin miedo a lo que digan los demás