El Alias de J.K. Rowling sí existió y era un hombre homofóbico - El Closet LGBT
Síguenos en

Noticias

El Alias de J.K. Rowling sí existió y era un hombre homofóbico

Publicado

el

La nueva obra de Rowling: “JKR y el misterio de su transfóbia”

Seguramente te has dado cuenta de que la autora de la saga de Harry Potter ha externado su opinión (no solicitada) sobre las personas trans. Bueno, pues resulta que la autora que creó ese universo mágico no solo ha tenido la imaginación suficiente para ser una escritora; sino también un escritor. (y aún así tiene la audacia de cuestionar la identidad de las personas trans en el mundo real).

Antes de saltar a la fama gracias al universo mágico de #HP; Rowling tuvo que ocultar que era una escritora mujer llamada Joanne Kathleen por puro sexismo editorial; pues en ese entonces, su editor creía que tendrían mas posibilidades de generar dinero si la gente pensaba que quién escribía las obras era hombre.

Aunque duró oculta en las sombras poco tiempo, “jugar con el género” es una costumbre que quedó arraigada en la pluma de la escritora.
Tiempo después (2013); JKR, decidió una vez mas “ser hombre” escritor; entregando ahora una nueva saga con temática policiaca; bajo el nombre de Robert Galbraith.

Hasta ahí, pareciera que no hay nada malo, ya que tener un alter ego o un seudónimo como escritor, es algo usual en el mundo editorial.
Lo malo, lo feo y lo peor de Robert Galbraith es que recientemente ha salido a la luz que es el nombre de uno de los pioneros de las terapias de conversión para personas LGBTQ+.

Según Rowling; una vez que fue descubierta en su intento de ser Robert Galbraith; aseguró que se inspiró para ese nombre falso en la combinación de los nombres de Robert F. Kennedy y “Ella Galbraith” otro nombre seudónimo que ella había inventado en su juventud.

Gracias al internet; usuarios se dieron cuenta que Robert Galbraith existió y que coincidía con el nombre de uno de los pioneros en practicas conocidas como terapias de conversión. Uno de sus “tratamientos” predilectos era el uso de electroshock para “curar” que hombres tuvieran atracción hacia otros hombres.

No necesitamos ser Sherlock Holmess o Nancy Drew, para conectar una cosa con la otra y deducir, que tal vez, Rowling, escogió este seudónimo con toda la intención de mandar un mensaje oculto y subliminal, al mundo. Ella ODIA al COLECTIVO LGBTQ+. Y tal vez no sea una coincidencia aislada. (A pesar de que hay muchas personas llamadas así)

En palabras de Rowling: «He pasado mucho tiempo (3 años) leyendo libros, blogs y notas científicas hechos por personas trans, médicos y especialistas del genero. Sé exactamente cual es la diferencia. Nunca asuman que por que alguien piensa diferente no tiene conocimiento.; por lo que creemos que eso le da la seguridad de decir lo que dice y como lo dice ante su audiencia en twitter de 14.5 millones de usuarios.
Estos hechos “le dan validez” o al menos ella así lo cree, para atacar a la población TRANS, NO BINARIA y DISIDENTES DEL GENERO; o, en otras palabras, para mostrar su obsesión con los genitales de las personas.

Aunque parece coincidencia; en la saga que escribió como Robert Galbraith, mas específicamente en su primera entrega EL GUSANO DE SEDA; Rowling incluye en la trama a una persona trans, Pippa. Personaje que es entrevistada por el protagonista detective de la trama, es amenazada con ir a la cárcel, luego de ver su credencial de identidad y ser revelado su estatus como persona trans; dando a entender qué “No será divertido para ti (Pippa) Pues no estas operada”.

Pero si algo nos ha demostrado Rowling es qué todo lo que escribe tiene un “por qué” y no es algo que no haya estado trabajando con tiempo para elaborar más en sus tramas; o que se relacione con algún pasaje o momento de su vida personal; tal parece que Rowling, está OBSESIONADA con el tema (TRANS).

Sobre la conexión entre su nombre real y su seudónimo, no se ha pronunciado al respecto. A pesar de tener todo el tiempo del mundo parta expresar sus opiniones sobre las personas trans.

Vaya, ni el Covid.-19 ni el #BLM; y mucho menos el lanzamiento de su nuevo libro (El Ickabog) pudo detener a Rowling de contar “su verdad”.

Todo esto se le suma a la increíble lista de acusaciones por otros grupos hacia Rowling sobre lo qué plasmó en la saga HP (antisemitismo, homofobia, serofobía, racismo, entre otros.

¿Será este el momento en que la comunidad LGBTQ+ nos uniremos para acabar con QUIEN-NO-DEBE-SER-NOMBRADA; TERFamort o VolTERFmort?

De día, #maesTRANS; de tarde, nadóloga; de noche, dormida. Amo: comida, café, makeup, drag y dormir. Odio: la lgbtiqfobia, el racismo y el calentamiento global.