Carta anónima de una chica lesbiana a su madre - El Closet LGBT
Síguenos en

Opinión

Carta anónima de una chica lesbiana a su madre

Publicado

el

Mamá,

Extraño tus abrazos cuando me pierdo en la oscuridad del clóset, donde cada día he aprendido a vivir oculta, en la sombra, en ese silencio que ensordece mis sentidos. Quiero decirte que tu amor ha sido mi sostén en mi vida, pero sobre todo cuando me acepté a mí misma con lo que soy y lo que siento.

 

Quisiera tener tu valentía, esa que se refiere a defender lo que es justo, lo que es correcto, esa que te enseña a decir “no” cuando es necesario, esa que te permite ser auténtica y libre, todo lo contrario a este lugar en el que vivo.

 

Intento sonreir, vivir y también intento engañarme al pensar que mañana encontraré una luz aquí adentro y entonces me quedé a vivir aquí, para siempre.

 

Déjame decirte que aunque tengo 19 años sigo necesitando de tu sonrisa, de mirarte a los ojos y de decirte cuánto te amo, pero me da miedo que cuando lo haga, también te confiese mi secreto. Tú siempre has podido leer mi corazón a través de mis ojos y no podría seguirte engañando.

 

www-haeaty-comtristeza

 

Quiero dejar de cumplir las expectativas de los demás y cumplir las mías, hacer a un lado todo aquello que me tiene aquí encerrada. Quiero creer en mi misma, en mis valores, en mi esencia y en todo aquello que me hace tan diferente de los demás. Quiero saber que esa diferencia es lo que me hace ser más yo, más mujer, más tu hija.

 

Ya no quiero sentir este miedo, ya no quiero más silencios eternos, quiero dejar de abrazar mis dudas y cambiarlas por mis sueños, quiero dejar de llorar aquí. Quiero compartirte lo que siento, quiero que sepas mis sueños, mis gustos. Quiero decirte que me han robado el corazón, que una chica me ha conquistado, es ella mamá, la que saludas cada tarde cuando regresamos juntas de la escuela.

 

Mamá, no sé qué suceda mañana cuando salga de aquí y te diga que me gustan las chicas, no sé si nuestro mundo cambie y ya no quieras abrazarme. Sin embargo, lo que quiero decirte es que para mí tu decisión no cambia lo que siento por ti. Si ahora las mujeres son importantes en mi vida, tú siempre serás para mí la mujer más especial.

 

¡Te amaré siempre, Mamá!

Con todo mi amor,

Por siempre tu hija!

 

 

 

“Soy la mejor persona que puedo ser y no puedo ser diferente. Yo soy quien soy y eso no me hace mejor ni peor que nadie. Si no me pueden aceptar simplemente así, como soy y nada más, lo siento, pero no puedo convertirme en lo que no soy”. Rinna Riesenfeld.

 

"Una mamá fuera de lo normal. Divertida, extrovertida y arriesgada. Ama la diversidad con toda la tonalidad de colores que representa. Una mamá de textbook del siglo XXI". ¡Eso es lo que dice mi hijo gay!

Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Deja un comentario