Boy Meets Boy: más que un libro adolescente LGBT+ (Reseña)
Síguenos en

Libros

Boy Meets Boy: más que un libro adolescente LGBT+ (Reseña)

Publicado

el

Hay un cierto atractivo en las típicas historias de romance adolescente, en los colores pastel que recubren estas novelas, y en la simplificación de una trama, muchas veces, por demás ligera. Sí, estoy describiendo un libro de jóvenes lectores como cualquier otro, pero antes de que empecemos con críticas infundadas, y supuestas superioridades literarias, te invito a que le des una oportunidad a “Boy Meets Boy” de David Levithan.

Escrito desde la perspectiva de Paul, un joven abiertamente homosexual, la historia en cuestión podría pecar de caer en incontables clichés. Podría, pero no es el caso. De hecho, encontré detalles que hacen de este libro algo magníficamente interesante. Tal vez no lo veamos a simple vista, pero quisiera resaltar lo avanzado que estaba Levithan para su época: esta novela se escribió en 2003, comienzos del milenio, época en la que ser homosexual era un tabú, incluso más escondido que en nuestros días.

Con una soltura propia de quien cree en la igualdad, el autor pintó un pueblo ficticio en el que salir del clóset no es ningún lío, donde una mujer trans puede ser tanto la reina de temporada y la jugadora estrella en el equipo de fútbol americano, donde los niños descubren su identidad en guardería y donde se puede soñar en vivir una historia de amor sin miedo a que te juzguen.

Oh, y claro que hay homofobia. De hecho, la historia se inspiró en la canción Tony de Patty Griffin, la cual cuenta el suicidio de un adolescente gay. Después de escucharla, Levithan se propuso lo que en sus propias palabras sería escribir un libro para cambiar el final de lo que escuchaba. En estas páginas encontramos fanatismos religiosos, miedos e inclusive discriminaciones. El problema sigue estando ahí, pero con un giro nuevo, un nuevo optimismo que habla no de cómo son las cosas ahora, sino de cómo deberían ser.

Sea que quieres un libro de verano, o que quieras medir cuánto hemos avanzado en aceptación y derechos humanos en estos quince años, te recomiendo que te dejes cautivar por esta historia.

Feminista ecuatoriano que ve el mundo no como es, sino como debería ser: un lugar de igualdad, amor y mucha comida.

Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Deja un comentario