Síguenos en

Noticias

Una conversación con las personas detrás de la marcha del orgullo en Ecuador

Publicado

el

Este sábado primero de julio se llevará a cabo la marcha del orgullo en Quito, Ecuador. Bajo el nombre de OrgUIO, las preparaciones y los colores ya están casi listos para salir a las calles buscando visibilidad y respeto. Pero muchas veces, no nos fijamos en los seres humanos que están dando todo de sí para organizar un evento como este. Por dicho motivo, decidí realizar una pequeña entrevista a algunas de las personas que conforman este gran equipo. Acompáñame a conocer lo que dijeron.

 

Tras elegir el espacio de la entrevista (un pequeño cubículo de dos metros cuadrados con puertas de vidrio… muy acogedor) conversé con el primer entrevistado: Alejandro Espín, un joven estudiante de la Universidad San Francisco de Quito que salió del clóset a los 17 años, actualmente a cargo del grupo de voluntarios de la marcha. Para él, OrgUIO es un espacio de visibilidad en el que todas las personas podrían expresarse a través del arte y la reivindicación en el que podamos aceptar nuestras diferencias para generar respeto. Alejandro sabe que habrá muchas críticas y odio, pero que al mismo tiempo representa el motor para seguir marchando.

 

No.

A post shared by El joven llamado Cuervo. (@satanas.exe) on

 

La siguiente entrevistada que entró en el pequeño armario de vidrio fue Giselle Landeta Lomas, encargada de la comunicación del equipo organizador. Habiendo vivido en Argentina por un tiempo, ella se dio cuenta de la diferencia en la aceptación de la Comunidad LGBT+ en Ecuador, y esto la llevó a buscar involucrarse con la organización del Orgullo. Gise, como le decimos de cariño, busca involucrar a las nuevas generaciones de activistas y jóvenes para generar un cambio. Y a pesar de que sabe también que habrá oposición a la marcha, entiende que se trata de la ignorancia de la sociedad, en la que debemos reconocernos como ciudadanos completos y no de segunda clase. Según ella, se trata de una sociedad del miedo, en la que nos aterra lo diferente, pero en la que debemos perder esta distancia que nos separa.

 

 

Rubén Llumihucci, de la fundación Afirmación LGBTI, habla sobre la espiritualidad de las Comunidad, en oposición a los grupos religiosos conservadores y buscando compartir un mensaje de que Dios es Amor. Con una invitación al diálogo y el respeto, Rubén considera que eventualmente las sociedades serán inclusivas, aunque esto signifique una lucha constante.

 

18767687_442460149466530_1874630669045967670_n

 

Gonzalo Zapata me comentaba que había sido parte de la discriminación. Fruto de esta sociedad que nos crea muchas barreras, Gonzalo comenta que alguna vez tenía recelo de integrarse en la Comunidad LGBT+, por la falta de información sobre las personas Trans, por ejemplo. Pero ahora, Gonzalo se da cuenta de la necesidad de participar en eventos como el OrgUIO, con miras a un llamado de acción al gobierno para hacer respetar los derechos de todas y todos. Este panorama también se ve influenciado por una nueva generación que está más abierta al respeto y a la diversidad.

 

https://www.instagram.com/p/BUVZeX9jBXQ/

 

Y el último entrevistado fue Robbie Santillán, uno de los organizadores generales de la marcha. Robbie comenta que este evento se ha realizado desde cero, buscando permisos y auspicios con un nuevo giro: trasladar la ruta tradicional, ubicada antes en la zona rosa de la ciudad, al centro histórico de Quito. Se trata de una ruta histórica que conmemora los veinte años de despenalización de la homosexualidad y haciendo memoria a la comunidad Trans, quienes fueron las activistas más visibles hace veinte años, y quienes tuvieron el valor de salir a la calle cuando los demás preferían quedarse en un clóset.

 

 

Este sábado conmemoraremos el avance hacia la igualdad y el respeto en Ecuador, pero también buscaremos reivindicación en la calle, mostrando que existimos y que venimos a quedarnos. Nos empoderaremos en el espacio público para que las próximas generaciones conozcan un mundo mejor en el que puedan ser más libres. En el que reconozcamos que todos y todas somos seres humanos. Todas y todos amamos.

 

 

Feminista ecuatoriano que ve el mundo no como es, sino como debería ser: un lugar de igualdad, amor y mucha comida.

Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Deja un comentario