Se dice que a este asesino lo condenaron por ser gay: conoce sus últimas palabras - El Closet LGBT
Síguenos en

Noticias

Se dice que a este asesino lo condenaron por ser gay: conoce sus últimas palabras

Publicado

el

Esta historia no ocurrió hace 100 años ni tampoco en un país donde la homosexualidad está penada… sino en Dakota del Sur, E.U.A.

Charles Rhines, asesino preso desde 1992, fue condenado a pena de muerte y ejecutado este 4 de noviembre, y se reclama que la decisión del juez estuvo influenciada por la orientación sexual del condenado.

Desde que fue sentenciado por asesinato de primer grado y luego a pena de murte, Charles Rhines y sus abogados declararon que se había violado su derecho a un juicio imparcial y en una apelación que se hizo a la Suprema Corte en 2017  declararon:

«La información más reciente ha revelado que la homosexualidad de Rhines fue definitivamente un punto clave en las deliberaciones […] El miembro del jurado, Frances Cersosimo, recordó haber escuchado un comentario no identificado de uno de los jurados del juicio de Rhines: “si es gay lo estaremos mandando a donde quiere” […] El jurado Harry Keeney dijo que el juez “sabía que era homosexual y que por ello no debería pasar el resto de su vida con hombres en prisión” […] El jurado Bennett Blake confirmó que “hubo mucha discusión sobre la homosexualidad. Había mucho disgusto. Esta es una comunidad de granjeros… había mucha gente aquí que decía ‘ew, no puedo creerlo’.“».

El juez que lo sentenció a pena de muerte asegura que su orientación sexual no fue parte de su decisión. El investigador Brett Garland habló con los miembros del jurado quienes aseguraron que la decisión se basó en que el preso no sentía remordimiento por el asesinato que había cometido en su juventud, de hecho una jurado mencionó que Charles Rhines hablaba constantemente de estar entrenado militarmente para matar.

Por el otro lado, se reveló que el jurado envió una nota al juez preguntando si «¿El señor Rhines sería encarcelado solo o con un compañero?» O si «¿Se le permitiría casarse o tener visitas conyugales?». El documento de apelación asegura que estas preguntas comprueban que la decisión del jurado se basó en estereotipos a los hombres homosexuales.

La Suprema Corte, sin embargo, rechazó las afirmaciones de que Charles Rhines fuera condenado a muerte por razones homofóbicas, por lo que se procedió con su ejecución a través de la inyección letal.

En sus últimas palabras, Charles se dirigió hacia los padres de la víctima que asesinó y dijo: «Ed y Peggy Schaeffer, los perdono por todo su enojo y odio hacia mí. Le rezo a Dios que los perdone por todo eso. Agradezco a mi equipo. Los amo a todos, adiós. Vámonos. Eso es todo lo que tengo que decir. Adiós».

Sociólogo y latinoamericanista. Gestor comunitario en asentamientos populares. Especialista en estudios muggles.