Nuevo León: Antro Topaz discrimina a dos chicas lesbianas por "parecer hombres" - El Closet LGBT
Síguenos en

Noticias

Nuevo León: Antro Topaz discrimina a dos chicas lesbianas por «parecer hombres»

Publicado

el

El pasado sábado 8 de febrero al rededor de las 21:45 horas, Dehydra Soto de 25 años y su novia de 28 años sufrieron un acto de discriminación en un concurrido antro bar de Nuevo León llamado Topaz.

Dehydra compartió lo ocurrido en historias en su cuenta de instagram:

«Dos amigas de nosotras ya estaban en el lugar, nosotras llegamos como veinte minutos después, nos pidieron identificaciones y nos cobraron cover a cada una. No había fila entonces por eso no nos pareció raro. Después de media hora llegaron otras dos amigas y entre la plática salió que la entrada era gratis para mujeres, entonces se nos hizo raro y fuimos a preguntar», nos cuenta Dehydra.

Cuando llegaron a la caja le preguntaron a dos de las chavas que estaban cobrando por qué les habían cobrado si ellas también son mujeres y una de ellas respondió “porque vienen vestidas de hombre, por eso les cobramos cover” a lo que ellas respondieron: “somos mujeres” y la misma chica asumió: “sí, pero traes ropa de hombre y te identificas como hombre…”

Dehydra le dijo que su ropa era de la sección de mujeres, que eso era absoluta discriminación. Y el personal del antro le contestó: “te cobré porque ella es tu novia y porque vienes vestida de hombre”.

«Cabe mencionar que somos muy afectivas en público», dice Dehydra.

Dehydra les pidió que por favor les regresara el dinero porque se querían ir. «Se rió y nos dijo que no lo iba a hacer porque íbamos vestidas de hombre, y que a los hombres vestidos de mujer no se les cobrara tampoco porque ellos eran mujeres...para esto nosotras seguíamos repitiéndole que esto que hacían era grave porque se trataba de una discriminación, siendo un supuesto lugar LGBTQ friendly», continuó.

Acto seguido, un cadenero se acerca y explica que es el protocolo que tienen que llevar insistiendo en que ellas eran hombres porque iban con camisa abotonada y porque son pareja. Le repiten que es discriminación a lo que el cadenero responde: “pero es discriminación en buen plan”.

«En es momento ya estábamos las seis amigas juntas y nos volteamos a ver esperando a que alguien dijera que era broma o algo, ya que lo que estaban diciendo era una cantidad de irregularidades que no nos creíamos que estuviera pasando y mucho menos en ese lugar», sigue relatando Dehydra.

Mientras que en la caja, empleados se burlaban de la situación.

El cadenero sube a ver qué podía resolver y después de diez minutos regresó diciendo que no les puede regresar el dinero pero que les puede dar cerveza gratis. Se negaron porque ellas solo se querían retirar por la discriminación y el cadenero les reitera: entiendan que son hombres, vienen vestidas de hombres y se les cobró cover de hombres, ustedes solo quieren ser consideradas mujeres para unas cosas y para otras no.

Dehydra explica que el cadenero le estaba diciendo todo eso, en un tono y de una manera como explicándome lo que era ser una persona de la comunidad LGBTQ. Situación que le molestaba más dados los hechos.

«Me llené de rabia y le dije que por favor no me hablara como si estuviera idiota, y se mostró molesto». «Le dijimos una vez más lo que la cajera nos había comentado y desesperado nos dice ¿si les doy el dinero se van? Y le dijimos que sí, porque no quería que mi dinero se quedara en el lugar que nos discriminó», continúa.

El cadenero les entrega el dinero y les abre camino a la salida, mientras que la cajera y empleados seguían burlándose

Al día siguiente, Dehydra escribió la queja en redes sociales, etiquetando al lugar y la ubicación. Al martes seguido el antro Topaz desde su cuenta de instagram le mandó un mensaje

En el mensaje le decían que entendían cómo se sentían y que han sido un lugar open mind por doce años solo que a veces no pueden controlar la reacción de su staff y que cuando se enteraron del problema ya era demasiado tarde.

«Siendo que otra cosa de lo que nos dijo la chava era recibí órdenes de cobrarles así porque son hombres», dice Dehydra.

Se disculparon a medias y se lavaron las manos echándole la culpa a las reacciones de su staff. Siendo que es responsabilidad como empresa que sus empleados estén capacitados con los valores que se jactan de tener en Topaz, exclama.

Y a las horas, el antro Topaz subió un comunicado tratando de limpiar su imagen e ignorando la disculpa que Dehydra solicitó. Ni la mencionaron, ni la etiquetaron.

«El antro solo trató de limpiar su imagen debido a que ya había varios shares de mi post y uno de los food trucks suspendió sus servicios en Topaz», dice Dehydra. «Compartieron mis historias pero no hicieron más».

Para Dehydra no fue una disculpa verdadera, sólo se encargaron de limpiar su imagen.

«Fue una doble discriminación ya que nos discriminaron como pareja e individualmente y en varias ocasiones».

Asimismo, ella sugiere que no se trata de despedir a sus empleados, sino de capacitarlos correctamente.

Es impermisible que esto siga ocurriendo ya que nadie tiene el derecho de definir nuestra identidad de género ni asumir nuestra orientación sexual. Gracias a chicas como Dehydra que siguen alzando la voz ante los actos de discriminación porque esto debe parar.

Director de "El Clóset LGBT". Maestro pokémon y papá de dos shih tzus