Mujer es golpeada por hombre que discutía con su novia en la calle - El Closet LGBT
Síguenos en

Noticias

Mujer es golpeada por hombre que discutía con su novia en la calle

Publicado

el

Joven es agredida físicamente y la justicia mexicana brilla por su ineptitud.

La noche del 21 de octubre de 2019 Carolina llegó a su apartamento aproximadamente a las 11:30 pm en estado de shock, su ropa llena de sangre y una evidente herida en el labio. Pero eso no era lo único, tenía golpes en la espalda, cadera, pechos, piernas y cabeza.

Carolina había asistido a un concierto en el centro histórico de la CDMX. Mientras ella caminaba por la calle Izazaga, frente a la Universidad Claustro de Sor Juana vio como Erick Contreras Mendoza (el agresor) discutía con su novia, Carolina al pasar por  a su lado lo volteó a ver y siguió su rumbo.

Él la miro  y le grito “¿Qué me ves? ¿Quieres foto o qué?»

Carolina asustada empezó a caminar rápido, él comenzó a seguirla. Cuando la alcanzó, la aventó a la pared y comenzó a golpearla sin razón alguna de manera simultánea, Carolina le gritó «PARA POR FAVOR ME VAS A MATAR”. La novia del agresor le pidió que se detuviera y fue como él se levantó y la soltó.

Carolina aprovecha y empieza a correr hasta llegar al departamento (a media cuadra de la universidad).

Una vez que Carolina le contó a sus amigas lo que había ocurrido, decidieron que una de ellas se quedaría a revisar las heridas de Carolina mientras alguien iba al lugar donde ocurrió el ataque.

Al llegar al punto donde ocurrió todo, las amigas encontraron los restos de sangre en la pared y suelo. Se percataron de las cámaras de seguridad de la universidad. En la esquina se encontraron con una pareja discutiendo, pero no estaban seguras de que fuera el agresor, ya que Carolina no dio detalles sobre el aspecto de su atacante, sin embargo al observarlo se percataron de que tenía el pantalón lleno de sangre  y las manos manchadas, al pasar, se increpó a las jóvenes y les dijo la misa frase que anteriormente le grito a Carolina «¿qué me ven, quieren una foto o qué?»

Las amigas de Carolina no tenían dudas de que él era el agresor de su amiga y pidieron apoyo a dos chicos que se encontraban cerca, ellos le dijeron que había un botón de pánico en un poste cercano, al timbrarlo observaron a una patrulla en la esquina de Izazaga y 20 de mayo. Y al acudir por apoyo, esta fue la respuesta obtenida:

“No podemos ayudarte, corresponde la patrulla que está en la siguiente cuadra”

Ante el reclamo y desesperación de una de las jóvenes, los policías accedieron a acompañarla.

Al llegar a la calle Nezahualcoyotl y 5 de febrero  ahí se detuvo al agresor. Llevaron a la PGJ de la alcaldía Cuauhtémoc CUH-2, donde se  levantaron las declaraciones. El agresor dijo que no conocía a Carolina y que no se acordaba de nada. Carolina, quién ya había llegado a declarar, entre lágrimas relató su versión, mientras la novia del agresor le gritaba insultos.

En la madrugada un policía le informó a las jóvenes que la novia del agresor había dado «mordida» para poder estar en la celda con su novio. A Carolina la pidieron firmar una hoja donde no levantaba cargos y le aconsejaban que no fuera al doctor hasta firmar, ella no acepto.

A las 8 AM se les aviso que la trasladarían al Juzgado Cívico CuH 4, la subieron en la patrulla junto a su agresor mientras el policía bromeaba con el denunciado.

El equipo de Inmujeres facilitó a una abogada quien revisó todos los papeles que Carolina había firmado. Aún con el acompañamiento el doctor que la revisó declaró que sus heridas sanarían en menos de 15 días, incluso un policía le dijo «por una mordidita de labio, eso sana rápido”, desestimando las agresiones.

La sentencia a Erick Castro fueron 36 horas y a Carolina le dijeron «pues ya te puedes ir a tu casa, mija”.

«La abogada nos orientó, ya que es obvio que su labio y cicatrices no sanarían en 15 días y así podrían reclasificar el caso», dijo una de las amigas.

Es evidente la nula perspectiva de género en la conducta de los miembros del MP.

Las jóvenes están buscando reclasificar el caso con ayuda de su abogada.

Es insultante la ineptitud de las autoridades en los casos de violencia, este tipo de agresiones pueden ser el inicio de algo más grande y que en un futuro sume números a los feminicidios.   

Acaso será que las autoridades pretenden tener otro caso como el de “El monstruo de Ecatepec” a quien se le  atribuyen alrededor de 20 feminicidios.

Ing. Industrial, me gusta leer y nadar.