Síguenos en

Entretenimiento

Fanáticos conservadores de Trump quisieron hacer de Kelly O’hara una heroína, y ella besó a su novia

Publicado

el

Fox News la llamó «heroína» después de recoger la bandera de los Estados Unidos, pero no imaginarían lo que sucedió después.

Sabemos que las atletas LGBT+ más visibles del equipo de fútbol femenino de Estados Unidos están contra Trump, no fue una sorpresa que los republicanos estuvieran desesperados por encontrar una victoria después de la final de la Copa del Mundo el domingo (7 de julio).

Te contamos la historia de por qué es tan impactante y se hizo viral este beso de Kelly y su novia.

Tanto Megan Rapinoe como Ali Krieger se han negado a ir a la Casa Blanca para reunirse con Trump.

«Rapinoe es un ser humano despreciable y egoísta», dijo un votante republicano.

«Gracias a Kelley O’Hara por recoger rápidamente la bandera y mostrar respeto. Espero que ella visite la Casa Blanca». Walid Phares, de Fox News, llamó a O’Hara una «nueva heroína estadounidense».

El canal de noticias republicano incluso publicó una historia en él, describiendo el acto de dejar caer la bandera como «anti-estadounidense» y O’Hara como una «heroína». Pero no se percataron de lo que pasaría después. Kelly O’Hara corrió a las gradas después del juego y besó a su novia. Los simpatizantes de Trump estaban en contra de esto. Kelly no había salido del clóset, y su forma de hacerlo fue con este gran acto de amor en su victoria.

Ella no había dado ninguna entrevista sobre su sexualidad. Muchos jugadores abrazaron a sus compañeros después del partido, pero para O’Hara fue una gran declaración.

Ella se convirtió, en los últimos momentos, en la 42ª estrella del fútbol abiertamente gay o bisexual en la Copa Mundial Femenina.

«Este no es un acto impactante ni revolucionario en 2019», escribió Kim McCauley para SB Nation. «Ahora hay mucha gente queer en el público, y todos saben que hay jugadores queer en el equipo nacional de fútbol femenino de Estados Unidos. Pero lo que hizo que este momento fuera significativo es que O’Hara no había hecho ningún tipo de anuncio sobre su pareja u orientación sexual».

«Ella no siguió este momento con una entrevista, una publicación en las redes sociales o una proclamación de ningún tipo. Ella solo tuvo un momento de cariño con su pareja, luego continuó su vida como siempre, porque lo que hizo es normal y no debería requerir una explicación«.

Muchos también celebraron el beso en las redes sociales. Algunos republicanos, que también están a favor de las relaciones entre personas del mismo sexo, también han celebrado a O’Hara por «salvar» la bandera y el beso.

Y, entonces, muchos expertos de la derecha guardaron silencio sobre la victoria deportiva mundial.

Poco después del momento ganador, el equipo bailó en el campo. La bandera estadounidense cayó al suelo y la jugadora Allie Long la pisó accidentalmente. Kelley O’Hara, sin embargo, se apresuró a recogerlo del suelo.

Somos la página LGBT con más seguidores de Latinoamérica. Un espacio para ser tú mismo.