Chick-Fil-A dice adiós a donaciones para fundaciones anti-LGBT - El Closet LGBT
Síguenos en

Noticias

Chick-Fil-A dice adiós a donaciones para fundaciones anti-LGBT

Publicado

el

Chick-Fil-A, una de las cadenas de comida rápida más famosas de Estados Unidos ha dado un gran paso el día de hoy. Pues después de una serie de protestas llevadas a cabo por parte de la comunidad LGBTQ, la empresa ha anunciado el fin de sus donaciones a dos fundaciones Cristianas con un historial de oposición ante el matrimonio entre personas del mismo sexo.

La portavoz de la empresa ha dicho la mañana de este lunes que de dentro de su plan para 2020 la cadena solo hará donaciones enfocadas a la educación, personas sin hogar y hambre.

 

 

Para poder entender un poco más la importancia de esta noticia debemos dar un repaso al tan controversial historial de esta cadena que a través de declaraciones por parte de sus directivos o de sus cuestionables prácticas, hacían más que obvia su postura en contra de miembros de la comunidad. Pero ¿cómo apoyaban aquella ideología? La escalofriante respuesta es: A través de sus donaciones a empresas anti-LGBT.

Un ejemplo de ello fue en 2011 cuando se multiplicó la cantidad donada a través de “Chick-Fil-A Foundation” para “Marriage and Family Foundation” superando los dos millones de dólares. Como dato importante a resaltar, la página web de esta fundación dice que su objetivo es “proteger el matrimonio como la unión de por vida entre hombre y mujer”

En 2012 la empresa se volvió a ver envuelta en un escándalo cuando el CEO, Dan Cathy, confirmo que la cadena estaba en contra del matrimonio igualitario. Aquello desencadenó que varias personas protestaran frente a sus sucursales e incluso el alcalde de Boston, Thomas M. Menino, sugirió no se contará con la cadena de comida en esa ciudad.

Después de aquel altercado, la empresa lanzó un comunicado, tratando de aclarar su situación: «La cultura y tradición de servicio de Chick-Fil-A en nuestros restaurantes es tratar a cada persona con honor, dignidad y respeto – sin importar su creencia, raza, credo, orientación sexual o género». ¡Sí, claro! Una cosa es el dicho y otra el hecho pues hasta ese entonces la cadena seguía donando a grupos anti-LGBTQ, tales como los “famosos” campamentos de conversión.

 

 

Ese mismo año la empresa se enfrentó (otra vez) a un controversial movimiento liderado por un grupo de empleados gay de la cadena mostrando su desacuerdo con las declaraciones del CEO.

En el año 2013 el CEO volvió a ser tendencia después de publicar un tweet en donde mostraba su oposición a la derogación de la Ley de Defensa del Matrimonio, la cual era la que impedía que el matrimonio entre personas del mismo sexo fuera reconocido a nivel federal. Horas después eliminó el tweet.

Así podríamos seguir enumerando las malas decisiones que la empresa siguió tomando por años, incluyendo su donación de casi dos millones de dólares en el año 2017 a organizaciones benéficas antigay, tales como Hogar Juvenil Paul Handerson, un hogar residencial cristiano para jóvenes con problemas. Otra para el Ejército de la Salvación, el cual es conocido por abogar en contra de la protección legal para las personas LGBTQ+ en Estados Unidos.

Y su más reciente apertura en Inglaterra, la cual no fue bien vista pues en medio de protestas se pidió que se cerrara la sucursal “Nos oponemos firmemente a que Chick-Fil-A mantenga su establecimiento en Reino Unido. La ética y la postura moral de la cadena va en contra de nuestros valores y los de Reino Unido…” dijo Reading Pride en un comunicado publicado a través de Twitter. Y al parecer la presión por parte de la comunidad logró su objetivo pues la cadena no planea quedarse más que por los seis meses de prueba.

 

Pero no todo es oscuridad en su camino (aunque si la mayoría) pues a pesar de todo el historial negativo que persigue a la cadena, los miembros de la comunidad que laboran en ella han tratado de mostrarse con orgullo al poner su “granito de arena” en aquel mar de malas decisiones. Esto ha logrado que la cadena haya sido patrocinadora oficial del Pride en la ciudad de Iowa. Pero ¿es eso suficiente? Digo, está muy bien apoyar aquel evento pero “de nada sirve si con una mano te agarra mientras que con la otra te empuja” diría mi abuela.

Después de leer un poco de su historia, que bien parece ser una de terror, podemos decir que es una decisión muy importante la que han tomado y esperemos que se mantengan firmes ante ella. Estamos a punto de iniciar una nueva década y es inaceptable que sigan existiendo empresas que no solo se opongan al reconocimiento de los derechos de la comunidad LGBTQ+, sí no que también apoyen a fundaciones anti-LGBTQ+.

Por ahora solo quedará espera más noticias por parte de la portavoz. Ojalá una de ellas sea que también ya abrirán los domingos.

Cuéntenos, ¿ustedes ya habían comido en Chick-Fil-A sin conocer su oscuro pasado?

Con información CNBC

La mitad de mi vida la paso creando contenido y escribiendo; la otra mitad haciendo memes. Artista ya no tan frustrado.