108 años del nacimiento de Alan Turing: Padre de la computación y condenado por ser gay. - El Closet LGBT
Síguenos en

Noticias

108 años del nacimiento de Alan Turing: Padre de la computación y condenado por ser gay.

Publicado

el

Famoso por descifrar el código nazi en la Segunda Guerra Mundial y pionero en otras ramas como la inteligencia artificial. Encarcelado y sometido a castración química por ser homosexual, se suicidó en 1954. Lo recordamos a 108 años de su nacimiento.

Hoy en día es complicado imaginarse la vida de las personas sin las computadoras, ya que están presentes en todas partes, son utilizadas para todo tipo de tareas y facilitan nuestras vidas pero, ¿Alguna vez nos hemos preguntado gracias a quiénes podemos disfrutar de esta maravillosa tecnología? Si bien es cierto que la creación de las computadoras fue posible gracias al trabajo conjunto de muchos genios de diversas áreas, fueron solo unos cuántos los pioneros en poner las primeras piezas clave de lo que hoy conocemos como computadora.

Uno de estos genios es Alan Turing, un matemático que nació el 23 de junio de 1912 en Paddington, Londres, Reino Unido, quien hizo grandes aportaciones a las matemáticas, sentó las bases de la computación y de la inteligencia artificial, además salvó cientos de vidas durante la Segunda Guerra Mundial.

En su adolescencia, Turing parecía ser un joven promedio al que le constaba encajar en un sistema de educación convencional, era criticado por su mala caligrafía, por sus problemas con la clase de inglés, e incluso con las matemáticas, pese a eso, el joven que parecía siempre absorto en sus pensamientos ingresó al King’s College de Cambridge en 1931, para estudiar matemáticas. La llegada a Cambridge representó en la vida de Turing una mejora en comparación a sus anteriores años de estudio porque fue allí donde encontró un lugar para explorar sus ideas y desarrollar su intelecto matemático.

SUS INVESTIGACIONES

A los 26 años Turing comenzó a trabajar para el servicio oficial británico de cifrado. Obtuvo el doctorado por la Universidad de Princeton, especializándose en criptología. En 1936, imaginaba una computadora que resolviera cualquier problema traducido a expresiones matemáticas y luego reducido a una cadena de operaciones lógicas con números binarios, en las que sólo cabían dos decisiones: verdadero o falso. Se trataba de reducir cifras, letras, imágenes, sonidos a unos y ceros y usar un programa para resolver los problemas en pasos muy simples.

Enigma era la máquina alemana que encriptaba mensajes durante la Segunda Guerra Mundial. Bombe fue creada en 1939 por Turing para poder desencriptar dichos mensajes del ejército alemán y poder localizarlos, adelantándose a su estrategia.

Bletchley Park era una base militar en la cual se interceptaban mensajes del ejército nazi y se realizaba un ejercicio de traducción intersemiótica e interlingüística. La utilización de esta práctica mediante el dispositivo de análisis criptográfico creado por Turing permitió a los aliados tener una ventaja durante la Segunda Guerra Mundial. Allí trabajaron diez mil personas: matemáticos, ingenieros, lingüistas, docentes universitarios, oficinistas. Dos tercios de los trabajadores de Bletchley eran mujeres. El trabajo realizado allí fue mantenido en secreto hasta 1970.

TRÁGICO FINAL – JUZGADO POR SU HOMOSEXUALIDAD

Turing fue arrestado por violación de los estatutos de homosexualidad británicos en 1952 cuando informó a la policía los detalles de un robo a su casa que había sufrido, sin embargo, fue juzgado como homosexual, y aunque afirmó no ver nada malo en sus acciones, fue declarado culpable, por ello le dieron las alternativas de la prisión o las inyecciones de estrógeno durante un año (un método de castración química), aceptó este último y regresó a su vida de actividades académicas, pero con los efectos secundarios que dichas inyecciones le provocaban: impotencia, obesidad, crecimiento de las mamas y una profunda depresión (ya que el estrógeno es también una hormona depresora). Muchos creen que estos efectos secundarios y el saber que su vida personal se encontraba en la mira de la policía por ser “homosexual”, dado que este era un delito grave en esa época en Reino Unido, fue lo que le llevó a suicidarse comiendo una manzana impregnada de cianuro, ya que la investigación post mortem concluyó que fue autoadministrada, aunque aún persisten las dudas de la hipótesis del suicidio y que en realidad fue un asesinato.

De no haber sido por esta gran injusticia cometida contra Alan Turing, quién sabe qué más habría aportado a la humanidad este gran hombre que dejó este mundo el 7 de junio de 1954 a la edad de solo 42 años, y aunque recibió un indulto póstumo por parte de la reina Isabel II de Reino Unido en el año 2013 en donde reconocía el grave error que cometieron con Turing y las demás víctimas de esa ley, no cabe duda que el conservadurismo de la élite inglesa de su tiempo se equivocó gravemente con el trato que le dio a este genio de la ciencia y tecnología que se ganó un lugar merecido en la historia como el padre de la computación.

Argentino, 23 años. Graduado de Ciencias Económicas, y actualmente cursando un Master en Big Data & Business Intelligence. Fanático de la tecnología y de los datos. En mi tiempo libre me gusta tocar el piano.