La guerra sucia de los cis-hetero contra Eternals y su diversidad - El Closet LGBT
Síguenos en

Atemporal

La guerra sucia de los cis-hetero contra Eternals y su diversidad

Publicado

el

La guerra sucia de los cis-hetero contra Eternals y su diversidad

[Esta nota puede contener spoilers muy ligeros; tómalo en cuenta].

Este jueves 4 de noviembre una de las películas más esperadas de la fase 4 del MCU llegó al cine: Eternals. El hype no solo derivó de tener un atractivo elenco (que incluye a superestrellas como Salma Hayk, Angelina Jolie o Kit Harington, conocido por su papel en Game of Thrones) sino por un varias propuestas visuales y narrativas atípicas para una película de Marvel.

Este proyecto le fue delegado a Chloe Zao, una de las más brillantes promesas del cine, quien a sus 39 años ya cuenta con un Oscar como mejor directora por su impecable trabajo en Nomadland. El que se entregara un proyecto clave a una directora cuyo estilo narrativo y visual no sigue la línea común dentro de Marvel no fue casual: la Casa de las Ideas está buscando refrescar sus contenidos con líneas argumentales más sólidas, y explorando con experiencias estéticas distintas.

Ve también: 12 pelis con temática gay o bisexual 

El hype por Eternals se convirtió en una bola de nieve, y con razón. Algunos periodistas tuvimos la oportunidad de ver la cinta el 18 de octubre, el mismo día que se hizo la gran premiere en Los Angeles. Yo en lo personal, aunque salí con un gran sabor de boca, sabía que la cinta resultaría problemática y su destino estaría en el aire, pues se cumplía con lo que se había prometido: era la película más atípica del MCU hasta el momento.

Eternals y su apuesta por la inclusión

Una de las cosas que hace a Eternals una película que “se cuece aparte”, —además de ser un cine de superhéroes “de autor”— es que no tiene miramientos en apostar por la inclusión. Su cast es el más racialmente diverso en una película del género hasta ahora. Cuenta, por ejemplo, con la primera heroína sorda (Makkari) encarnada por la actriz Lauren Ridloff quien es también sorda en la vida real. Para poner la cereza en el pastel, Makkari es hombre en los comics, pero para la adaptación al cine decidieron que sería una mujer. Este cambio de género ocurrió también con el personaje de Sprite, quien en los comics es un niño y en la cinta se presenta como una niña.

Ve también: Las 10 películas con temática gay más tristes que tienes que ver

Los creadores fueron más allá y presentaron a el líder de los Eternos, Ajak, como una mujer. Esto debido a que, según palabras de los propios creadores, “era necesario contar con una mujer líder en un grupo de héroes”. Si que una mujer latina y no joven (Salma cuenta en la actualidad con 55 años) ya había molestado a los hombres cis-hetero, vino pronto la gota que derramó el vaso: la inclusión del primer superhéroe abiertamente LGBT+ dentro del MCU: Phastos.

Hasta el momento la representación LGBT+ dentro del MCU era prácticamente nula, habiendo únicamente un pequeño guiño a un personaje incidental dentro de Avengers: Endgame. En esta ocasión Marvel subió la apuesta, mostrando no solo al primer superhéroe gay, sino la primera demostración física de afecto entre dos hombres. En la película podemos ver cómo Phastos, uno de los Eternos, tiene una pareja homoparental, y en uno de los momentos más conmovedores lo besa en los labios. Una de sus motivaciones es su pequeño hijo, por lo que con esto se muestra en el MCU también a la primera familia diversa.

El complot por parte de los cis-hetero a esta y otras propuestas del UCM

Lamentablemente, aunque toda esta inclusión pueda leerse como algo muy positivo, claramente iba a molestar a ciertos sectores conservadores. Y esto era algo de esperarse. El público “tradicional” de cómics y de cine de superhéroes suelen ser hombres cisgénero y heterosexuales, mismos que no tienen empacho en mostrar su rechazo por aquello que pueda incomodarlos en su burbuja de comodidad y privilegio.

Ve también: ¿Cómo salir de Narnia sin perder el imperio? Tips para salir del clóset

Ya en Capitana Marvel, por ejemplo, habían llamado al complot a la cinta, debido a que desde los primeros vistazos de la película, se mostró que el traje no sexualizaría a la protagonista. Acostumbrados como estaban a que personajes de cómics (ya fueran de Marvel o DC, como Wonder Woman, la primera representación de Black Widow o Harley Quinn), el que una superheroína rompiera este molde fue tomado con molestia. Pero no solo eso: la elección de Brie Larson, una actriz abiertamente feminista, tampoco les cayó nada bien, por lo que dejaron miles de reviews negativos en las páginas de Rotten Tomatoes y IMDB.

Esta misma estrategia de complot se repite ahora con Eternals. Los hombres cis-hetero atacaron de nuevo. Dos días antes de su estreno, la página de IMDB ya contaba con miles de reseñas que puntuaban a la cinta negativamente. Claramente estaban atacándola sin antes haberla visto: era odio puro y duro contra la diversidad y contra una cinta que ellos consideran “de agenda”.

Ve también: Estos son los 10 actores porno gay más buscados

El destino de Eternals está en el aire. ¿Pesarán más las críticas negativas de los cis-het que el arriesgado valor estético y narrativo de Eternals? ¿Influenciará en taquilla esta campaña sucia de desprestigio que están emprendiendo contra ella? Habrá que ver los números que arroje su primer fin de semana en cine. Yo la vi y la disfruté mucho, y no dudo en recomendarla. Sin duda Eternals es la bocanada de aire fresco que el MCU necesitaba, y más allá de sus esfuerzos de inclusión es una cinta redonda, autosuficiente y da muchas pistas sobre la fase 4 del Universo Cinematográfico de Marvel.

¡Ve al cine y cuéntanos qué te pareció a ti!

Te podría interesar: Esto no te lo enseñan en la escuela: 7 consejos si vas a tener sexo gay

Publicidad