Síguenos en

Libros

¡Es mejor que la peli! Lee la reseña del libro: ‘Call me by your name’

Publicado

el

Elio y Oliver, la novela

A estas alturas, la mayoría hemos visto la película Llámame por tu nombre (Dir. Luca Guadagnino, 2017) pero creo que pocos han leído también la novela de André Aciman publicada por editorial Alfaguara que originalmente apareció en 2007 y que ahora adaptó el veterano James Ivory a la pantalla grande, por cuya adaptación se llevó el Oscar en la reciente entrega (de hecho, la película la quería dirigir el propio James Ivory pero por su avanzada edad varias productoras no quisieron darle el apoyo para el proyecto).

 

La película causó opiniones encontradas, muchos la elogiaron por sentirse identificados pero también muchos otros la criticamos porque nos crearon una expectativa muy alta y al final nos pareció lenta y aburrida o bien porque la solución no nos convenció (para Oliver lo sucedido ese verano fue solo una aventura y él sigue siendo «muy hombre» y como tal termina por casarse). Pues bien, la película sólo se limita a contar el argumento, en la pantalla vemos una sucesión de hechos que cuentan una historia pero no permite conocer más de sus protagonistas. Por fortuna, ahora tenemos al alcance la novela de Aciman en la que podemos descubrir más elementos, profundizar en las mentes y sentimientos de Elio y Oliver para saber qué pensaron ese verano.

 

La novela está contada desde los recuerdos que Elio tiene de aquellos días veraniegos. Aunque en la pantalla Oliver se ve mucho mayor que Elio, lo cierto es que no es tanta la diferencia de edades pues Elio es un adolescente de 17 años y Oliver, de 24 años, un adjunto que ayuda al padre de Elio en sus investigaciones. Tal como lo cuenta Elio, todo gira en torno a Oliver, es él quien con su llegada trastoca la vida en familia de los Perlman (la mamá le llama “La muvi star”, en referencia a los galanes de Hollywood) y también del pueblo de la costa italiana aunque, claro, sobre todo tambalea a Elio, con todo su despertar sexual presente. En las páginas de Aciman, algunos personajes tienen más presencia, incluso Mafalda y su esposo, quienes asisten en la casa, que la mera participación secundaria que se ve en la película. Y también por Elio sabemos que, de acuerdo a su humor del día, Oliver se pone un traje de baño ya sea rojo o azul o amarillo o verde, o que en los duraznos que Mafalda le pide recoger al visitante Elio ve el trasero de Oliver: detalles difíciles de plasmar y apreciar en la película.

 

Un aspecto importante tanto en la película como en la novela de Aciman es la religión: el judaísmo. Según la solapa que lo describe, Aciman es un escritor de origen judío sefardí (la rama judía que fue expulsada de España por los reyes católicos) y por eso la religión judía está tan presente en la historia. Los Perlman son judíos aunque, como reconoce el propio Elio, no tan practicantes en cambio Oliver desde el principio muestra una estrella de David colgándole del pecho; luego, estimulado por Oliver, Elio también portará la suya. Al principio, cuando Elio observa detenidamente cada parte de Oliver, detiene su mirada en su pene y piensa, en la novela de Aciman, que Oliver nunca “se percató de las múltiples ocasiones en que mis ojos deambularon por su traje de baño en un intento por vislumbrar el contorno de la marca que nos convierte en hermanos hebreos en el desierto”, o sea, la circuncisión (otro detalle difícil de verse en la pantalla). Finalmente, Oliver les llama para felicitarlos por Hanukkah. Todo lo anterior, explica para mí porqué Oliver al final decide casarse y haber vivido esos días de verano sólo como una aventura más. Así, para saber a detalle lo que sintieron y vivieron Elio y Oliver ese verano es necesario leer la novela de Aciman.

Escritor y editor. Desde la preparatoria ha participado en organizaciones de lucha contra el sida, fue conductor del programa de televisión Guau!, de Telehit, y es editor de Quimera ediciones, la primera editorial gay de México. Es autor de "No recuerdo el amor sino el deseo" (2008) y "La síntesis rara de un siglo loco" (2017), además de coautor de "México se escribe con jota. Historia de la cultura gay" (2010) y antologó “Un amar ardiente. Poemas a la virreina” (2017), de sor Juana Inés de la Cruz.

Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Deja un comentario