Lenguaje inclusivo. La RAE analiza incluir el pronombre 'elle' al español
Síguenos en

Historia

¡Todes cabemos! La RAE podría incorporar el pronombre ‘elle’ al español

Publicado

el

La RAE se abre a la conversación y analiza incluir el pronombre ‘elle’ en el español. 

El lenguaje no debería entenderse solamente como un sistema de signos o una capacidad para expresar sentimientos o pensamientos por medio de la palabra; el lenguaje es también una construcción social, puesto que establece realidades e identidades. 

Uno de los movimientos lingüísticos que más ha escandalizado al mundo en la última década y ha generado debate es el lenguaje inclusivo, el cual propone utilizar la letra ‘e’ como reemplazo a la ‘o’ como vocal que comprende todos los géneros.  

Durante mucho tiempo se pidió a la Real Academia Española (RAE) agregar este lenguaje, pero esta siempre se mostró negativa en cuanto al pronombre ‘todes’.  

El argumento de los detractores era que ya con el ‘todos’ era fácil y se podía entender que se podía tratar tanto de hombres como de un grupo mixto.  

Luego de varias conversaciones, peticiones y hasta firmas, hoy la RAE se abre ha escuchar nuevos argumentos.  

«El pronombre elle es un recurso creado y promovido en determinados ámbitos para aludir a quienes puedan no sentirse identificados con ninguno los dos géneros tradicionalmente existentes. Su uso no está generalizado ni asentado».

Hace unos días la RAE dio a conocer su nueva página web para poner en marcha la Academia digital. En esta plataforma se puede ver el trabajo del Observatorio, cuya tarea es “ofrecer información sobre palabras y expresiones que por el momento no aparecen en el diccionario, pero que han generado dudas”. Por ejemplo, “elle”, pronombre que alude a personas no binarias.

Algunos ejemplos de otras palabras que actualmente están en el Observatorio de la Real Academia Española son “transfobia”, “funar”, “bot”, “videollamada” e “influencer”. 

Si bien, al momento se aclara que la presencia de estos términos no significa aún que la institución los acepte como válidos, sí se logra abrir el terreno para darle un debate mucho más claro y preciso, dando a entender que el lenguaje inclusivo está dejando de ser utilizado por unos pocos y empieza a ser algo a considerar seriamente por las academias lingüísticas. 

 

 

Príncipe Barbón en el Imperio Gay, mi sangre no es azul pero tiene glitter. Actor frustrado de teatro musical. Me gusta leer un buen libro y el té verde. Demasiado noventero para funcionar. No puedo erradicar la homofobia y discriminación en el mundo, pero sí puedo escribir para evidenciarla. El mundo necesita más amor y menos religión.