Así fue salir del clóset como gay con mi papá - El Closet LGBT
Síguenos en

Fuera del clóset

Así fue salir del clóset como gay con mi papá

Publicado

el

Gracias, papá
Por Alejandro Solís.

Yo no viví con mi papá y por lo tanto no tengo tantos recuerdos con él. Sin embargo uno de los recuerdos más felices que tengo (no sólo con él, si no en general) es cuando salí del clóset la tarde de un 8 de Enero en un Vips.

Fue a penas este año y aunque ya era más que obvio sentí la necesidad de decírselo con todas sus letras: SOY GAY.

No pensé que fuera a ser tan liberador pero vaya que lo fue, porque entonces pude contarle cosas que no había podido contarle antes de ese momento. Obviamente lo asaltaron las mismas dudas, tal vez ilógicas pero también muy normales, que a otros padres-de-hijos-gay primerizos les asaltan: “¿estás seguro?”, “¿desde cuándo lo sabes?”, “¿alguien influyó en tu decisión?”, “¿cómo que no es una decisión?” e incluso las más incómodas “¿cómo funciona?, o sea, ¿quién es el hombre y quién es la mujer?” y la de “¿usas protección?”. Respondí todas sus preguntas con paciencia a sabiendas de que no las hacía con mala intención, incluso se excusó diciendo “es que no quiero que sufras” y le expliqué que 1) no había de otra y 2) que lo que más me hacía feliz era poder ser yo, y que eso incluía ser gay.

Él entendió (cómo pudo) pero sobre todo escuchó, me hizo sentir que genuinamente quería comprenderlo todo para poder aceptarlo mejor. Preguntó con la humildad sincera de quien no sabe pero quiere saber, porque (en sus palabras y no en las mías) “eres mi hijo y te amo, no hay nada que quiera más qué que seas feliz”, y de alguna forma eso me hizo sentir más cerca de él que nunca. Porque cuando le dije: “soy gay, y me acaban de romper el corazón”, a él lo que le importó fue brindarle un buen consejo a su hijo para que sanara y no le volvieran a romper el corazón (o al menos no tan feo).

Pero a su hijo se lo volvieron a romper y cuando le fui a contar volvió a escucharme y a decirme esas cosas que te dicen pero que no crees, cosas cómo: “mereces a alguien que te quiera y que te acepte tal cual eres”.

Murió una semana después de esa conversación así que no pude contarle cómo terminó esa historia de desamor ni lo útiles que fueron sus consejos pero sobre todo lo importante que llegó a ser para mí su aceptación y su amor.

No tengo muchos recuerdos con mi papá pero sí tengo este: el día que salí del clóset ante él y me enseñó con palabras, y sobre todo con el ejemplo, que merezco que me quieran y me acepten tal cual soy.

Gracias por portarte a la altura. Gracias por tu amor. Ya nos encontraremos y te lo contaré todo. Todo mi amor a donde quiera que estés.

Poder salir del clóset y ser libre de ser quien eres delante de quienes amas es la mejor dosis de autoestima que una persona LGBT+ puede recibir; si alguien a quien quieres decide salir del clóset ante ti, que lo escuches, entiendas y aceptes puede hacer la diferencia.
#NationalComingOutDay

Actor, dramaturgo y en mi tiempo libre salvo a New York del Doc Ock. Soy tan chido que mi patronus es un Charizard, because I’m what? Sickening.