Síguenos en

Estilo de vida

El matrimonio igualitario debe ser una realidad

Publicado

el

En muchos países aún no existe el matrimonio igualitario o la unión civil no matrimonial. Esta última es la que propone el gobierno peruano para supuestamente tratar de defender algunos derechos patrimoniales de las parejas homosexuales. Pero, mientras tanto, ¿cuántas injusticias se cometen?

 

Mi esposa y yo tenemos cuatro años de relación, un año de convivencia y casi seis meses de casadas “simbólicamente” (por las razones que detallo líneas arriba). Hemos comprado una casa, y obviamente, como todo matrimonio la propiedad debería pertenecernos a las dos, pero no es así. Dada nuestra condición de sub-ciudadanos (porque no encuentro otro término), nuestro predio está registrado solamente a mi nombre.

 

Pongamos un caso:

Si yo sufriera un accidente fortuito y muriera, ¿a quién le correspondería nuestro predio? Pues no a ella. Supongamos que mi familia (Dios no lo quiera) sufra alguna clase de infortunio, les correspondería la totalidad de la vivienda a ellos, mas no a mi esposa, lo cual es totalmente injusto. Y peor aún, ¿qué pasaría si mi esposa tuviera un hijo por inseminación artificial? La vivienda simplemente tampoco podría corresponderle a él/ella, dado que no tendría ningún vínculo conmigo. Por ende, nos vimos en la obligación de hacer un trámite extra, engorroso y costoso, el cual detallo a continuación para que se tenga una idea de lo que significa no poder acceder a un matrimonio igualitario como cualquier otro ser humano.

 

1. Contratamos a un abogado, para recibir la asesoría adecuada para nuestro caso. Precio: Trescientos soles (Honorarios), más Cien soles (Trámites). Total: Cuatrocientos soles

 

gif-doubtful-harry-potter-maybe-o-rly-oh-really-skeptical-unsure-gif

 

2. Extender ante un notario público la “Donación de Derechos y Acciones del Bien Inmueble”, de manera que le corresponda el cincuenta por ciento de la propiedad a mi esposa. Precio: Trescientos soles

3. Realizar el pago del Impuesto de Alcabala, dado que este se afecta por ser una donación. Precio: Dos mil quinientos soles.

 

gg5g3l

 

4. Inscripción del predio en el Servicio de Administración Tributaria, en donde quedaría registro que a mi esposa le pertenece el cincuenta por ciento. (A pesar de que yo ya lo había inscrito luego de la compra). Precio: Sesenta soles.

 

http-%2f%2fmashable-com%2fwp-content%2fgallery%2f25-exhuastion-gifs-for-when-you-cant%2fpolar-bear-tired

 

5. Re-inscribir el predio en el Servicio de Administración Tributaria para que yo figure como propietaria del otro cincuenta por ciento. Precio: Veinte soles.

 

tumblr_m7zs9saqsc1rsy50k

 

6. Elevarlo a la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos para que certifique que la propiedad inmueble está a nombres de las dos. Precio: Seiscientos soles.

 

phoebe_stop_the_madness

 

Si sumamos, el monto acumulado es de cuatro mil soles, que equivale aproximadamente a más de mil dólares; sí, MÁS DE MIL DÓLARES. Un expendio fuera de los de la hipoteca de la casa; un egreso que no tendríamos que hacer si simplemente existiera algo que se llama IGUALDAD DE DERECHOS, puesto que, como verán también trabajamos, pagamos impuestos y tenemos gastos, y gastos más elevados simplemente por el hecho de no tener los mismos derechos. Sumémosle nuestro tiempo de varios meses en este complejo trámite.

 

time-waste

 

Esta no es una queja por el pago que tenemos que hacer. Esto no se trata del dinero, es un ejemplo de lo que debemos de hacer por el simple hecho de no poder acceder a un matrimonio igualitario. Y en el camino, me encontré con varios comentarios homofóbicos, como siempre: “Bueno tú sabías que ese era el gasto que se te venía”, pues ¡NO! ¿Por qué debería pagar un EXTRA cuando el resto de ciudadanos como tú no lo ha hecho?

 

¿HASTA CUÁNDO?

 

PD: Hecha la donación, si mi esposa falleciera, tendría que dejarme por escrito un testamento en donde su cincuenta por ciento me corresponde a mí, y viceversa.

Escritora y activista LGBT+. Se ha desempeñado como enfermera en la Estrategia Sanitaria Nacional de Prevención y Control de ITS-VIH/SIDA (Perú). Ganadora del II Premio de Nanorrelato del Taller de escritores de Barcelona. Presentó su primer libro de poesía Tergiverso (Ediciones Catavento, 2017) en la Feria Internacional del Libro de Lima 2017. Aparece en la Antología Poetas en la Arena (Biblioteca Abraham Valdelomar, 2017). Actualmente, produce y conduce el programa radial "La chica del clóset".

Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Deja un comentario