Llegó la temporada del "cuffing" - El Closet LGBT
Síguenos en

Entretenimiento

Llegó la temporada del «cuffing»

Publicado

el

¿Qué es la temporada de Cuffing?

La temporada de Cuffing ha comenzado oficialmente pero te preguntarás, ¿qué significa eso? Según el sitio web Urban Dictionary este término apareció por primera vez en el año 2011 y se define como el deseo de “acurrucarse” con alguien durante los meses fríos, y que durante las noches se prefiere quedarse en casa tomando una taza de café o un delicioso chocolate Abuelita mientras vemos Netflix (o ya de perdida los maratones de Mi pobre angelito), que salir de fiesta un viernes por la noche, -yo en lo personal así es todo mi año-.

Dicha hibernación social  puede causar que en ocasiones te sientas solo, generando un extraño sentimiento de querer a alguien con quien pasar esas frías noches. Y no, no únicamente me refiero a lo sexual sino al simple hecho de tener a alguien con quien “cucharear” mientras miran los especiales navideños, cocinan en casa, juegan videojuegos, etc. 

Así que no te espantes si de la nada comienzas a sentir que necesitas de alguien, pues según Jamie J. LeClaire, educador sexual especializado en el acto de “tocar”, esto es más común de lo normal. “Estudios han revelado que durante los meses más fríos del año, personas experimentan un incremento considerable en los niveles de testosterona, haciéndolos más propensos a tener ese deseo de compañía de una pareja sexual y sentimental.”

Si lo vemos por el lado científico podemos decir que el Cuffing podría tratarse de una reacción relacionada con la adaptación en los humanos durante el invierno. El buscar contacto físico durante esta temporada es parte de nuestro instinto de supervivencia, pues el invierno es una temporada notoriamente más peligrosas para muchas especies, y nosotros no estamos exentos.

En primera porque el frío puede ser tan insoportable que las personas pueden morir a consecuencia de él. En segundo porque los días no son tan brillantes y calurosos -sin mencionar que oscurece más temprano-, lo cual reduce las ganas de querer salir y socializar con personas fuera de casa. Y en tercera porque la comida es escasa y eso lo puedes ver con varias frutas y verduras que dejan de estar en temporada (aunque eso no importa tanto mientras exista el chocolate, los tamales y pan de dulce, habrá paz).

Dichos factores son los que generan la necesidad de encontrar a alguien para cucharear bajo el edredón de tigre de Bengala (que por cierto, ya es momento de sacarlo de donde lo tengas guardado), pues el sentir el calor de otra persona nos crea una sensación de seguridad la cual ayuda a que el invierno sea menos pesado.

Así que si aún sigues en la soltería es momento que pongas esas aplicaciones a trabajar -¡a pagar por los servicios premium si es necesario!-, para encontrar, sino a tu media naranja, sí con quien cucharear en los próximos meses; pues para muchas personas que prefieren estar solteros o tener diversión sin compromiso puede resultar un tanto confuso hasta el punto de cuestionarse, ¿Será este sentimiento una señal de que es momento de borrar mis Hookup Apps? Mi respuesta sería “no”.

Recuerda esta temporada va menos sobre “compromiso” y más sobre “sobrevivencia”. Eso sí, debes tener mucho cuidado porque según el psicólogo Seth Meyers, en esta época también nuestros niveles de energía bajan por lo que podría ser más fácil perder el control y terminan llamándole a tu ex.

Ahora que lo sabes sólo necesitarás unas cuantas cosas y estarás listo para el invierno:

  • Un buen cobertor o mínimo uno de Telas Parisina.
  • Netflix o el servicio que prefieras como Blim.
  • Una caja de chocolate Abuelita, café soluble o té.
  • Identificar al tamalero más cerca para los días que se te antoje una “guajolota”.
  • Alguien con quien cucharear, uno o varios, ¡qué importa!
  • Elimina el número telefónico de tu ex. En ningún caso será lo mejor ya que una almohada siempre será lo más recomendable.
  • Y tu mameluco, aunque puede ser mas sexy cucharear en calzones.

La mitad de mi vida la paso creando contenido y escribiendo; la otra mitad haciendo memes. Artista ya no tan frustrado.