Harvey Milk, el primer hombre abiertamente gay en ser elegido para un cargo público en E.U.
Síguenos en

Estilo de vida

Harvey Milk, el primer hombre abiertamente gay en ser elegido para un cargo público en E.U.

Publicado

el

Harvey Milk , un héroe de corta época pero larga historia

A decir verdad la visibilidad de la comunidad LGBTI no ha sido alcanzada fácilmente. Podríamos decir que hemos avanzado muy poco, porque claro, para las nuevas generaciones las historias del pasado son ampliamente desconocidas. Es justamente por eso que recordar a viejos héroes es lo que necesitamos, para así comprender cuánto ha costado la lucha histórica por aquello que nos pertenece. “Héroes”, no de esos corpulentos y músculos que defienden a las víctimas de los conocidos y odiados villanos de película, sino más bien aquellos héroes carnales y reales que no tuvieron miedo de nada si de defender sus derechos se tratase. En efecto, a este hombre no le importó colocarse como blanco fácil de gente que se sentía “insegura, aterrada, temerosa o perturbada” como él mismo lo había dicho.

 

Un 22 de mayo de 1930, en tiempo de guerras y revoluciones, la tierra se atrevió a dar un destello de esperanza con el nacimiento de Harvey Milk. Hijo de judíos, cursó sus estudios con toda normalidad, terminando su carrera universitaria en matemáticas. Resulta importante comprender que en su adolescencia Milk estuvo consciente de su homosexualidad, sin embargo, aún no había tomado la decisión de hacerla parte de su día a día de una manera pública.

 

Tras su graduación universitaria, Milk ingresa a la marina de guerra, por lo que se enfrenta cara a cara a la destrucción y la muerte durante la Gerra de Corea (1950-1953). Nuevamente los honores no se hicieron esperar en su vida, escalando desde suboficial hasta el grado de subteniente en 1955. Para este entonces Harvey tenía 25 años.

 

Una vez en Estados Unidos, decide trabajar como profesor de secundaria. Para este momento este hombre ya vivía con su amante, Joe Campbell, aunque su familia aún no conoce sobre su homosexualidad. Tras exxperimentar varias ocupaciones, pasando de la enseñanza, a las inversiones y las finanzas, este hombre descubre su habilidad empresarial. Se debe tener en cuenta que Milk se identificaba a sí mismo como un conservador, es decir, que sus valores tanto políticos como sociales en aquella época (1960) no estaban alineados a su estilo de vida.

 

No es sino luego de algunos años que junto a una nueva pareja, Jack Galen McKinley quien trabajaba en el teatro, un mundo mucho más liberal, que comienza a cambiar su punto de vista y otorga a su orientación sexual la libertad que desde hace tiempo le había estado demandando.

 

Este hombre supo vivir en carne propia los abusos policiales y la constante discriminación de la sociedad estadounidense hacia las relaciones homosexuales. Y es esta realidad la misma que le impulsa hacia la arena política en el año 1973 (a los 43 años). Este hombre ya se identificaba a sí mismo como un activista por los derechos de las personas gays, lesbianas y transexuales. Pero no es sino hasta este momento que decide producir un cambio palpable en la sociedad a través del poder que un puesto político podría otorgarle.

 

De esta manera se postula para un puesto en la Junta de Supervisores, el consejo de San Francisco, su nuevo hogar. La comunidad gay fue su principal motor. A través de su campaña supo representar las demandas de todos aquellos que se habían visto afectados por las negligencias estatales y los abusos de la sociedad norteamericana que no reconocía la presencia de estos individuos de género diferente al heterosexual.

harvey-milk-gay-pride-19781

 

Su triunfo no fue inmediato, al contrario, tuvo que enfrentarse a varios fracasos primero. Así de los 32 candidatos Milk se colocó décimo. Sin embargo, este soñador conocía el poder de la esperanza y no dejó que sus primeras caídas lo retiren de la batalla. Durante su preparación y sus numerosos intentos, ya había logrado ganarse el corazón y el respeto de todos aquellos a quienes defendía, llegando así a ser conocido como “el alcalde de Castro Street”, calle en la cual vivía, donde había sido discriminado pero poco a poco se había convertido en el espacio para personas con su misma orientación sexual.

 

“Seremos un cambio”, “Solo hace falta alguien que represente nuestros intereses en el campo político, así como los negros ya han logrado tener”, “Es nuestro momento”, “Sé que podemos lograrlo”, son algunas de las frases que Milk expresó a su pareja respecto a sus intensas ganas de luchar por su comunidad. Y luego de numerosos intentos fallidos, el recién electo alcalde, George Moscone lo nombra para la Junta de Apelaciones de Permiso, siendo este su primer cargo público, que poco tiempo perdió debido a su anuncio de aspirar a la Asamblea estatal.

 

Esto tampoco lo detuvo, y al intentarlo por tercera vez, apoyado en el nuevo partido político gay democrático creado por Milk y sus seguidores, en 1977 Harvey es elegido para la Junta de Supervisores, convirtiéndose a sus 47 años en el primer funcionario abiertamente gay electo en la historia de la ciudad.

 

“Da marcha atrás y baja la voz” es lo que le decían durante sus intentos, pero este hombre sabía que el triunfo estaba cercano y que los esfuerzos eran necesarios si la comunidad LGBT deseaba obtener su lugar en la sociedad. Milk cuestionó la capacidad estatal para dar seguridad a los ciudadanos, cuestionó las leyes de aquel tiempo, los procedimientos policíacos. Harvey cuestionó todo a lo que ya se habían acostumbrados los hombres y mujeres de la época y se atrevió a soñar con una realidad diferente.

 

Durante su mandato, Milk trabajó sin por todas las propuestas que habían sido diseñadas por la comunidad que lo apoyó:

  • Apoyó la aprobación de una ley de derechos de los homosexuales que prohibía la discriminación y el trato desigual a causa de la orientación sexual.
  • Contratación de más agentes de policía que se identificaran como gays o lesbianas para evitar con el maltrato policíaco y las violación de derechos humanos que se habían producido
  • Impulsó programas en beneficio de las minorías, los trabajadores y los ancianos.

 

El 27 de noviembre de 1978, Milk es asesinado a sus 48 años, junto al alcalde Moscone, a tiros en el Ayuntamiento de Dan White. En el juicio, White es declarado culpable, recibiendo la pena más ligera para una persona que admite haber cometido un asesinato. Tras salir de prisión toma la decisión de suicidarse.

Es irresistible imaginar todos los logros que habrían podido alcanzarse a nivel de la comunidad LGBT si tan solo a este hombre se le hubiera permitido alargar su carrera política. Le cortaron las alas demasiado temprano, pero aún así mucho se lo debemos. Los reconocimientos que le fueron dedicados no se hicieron esperar, nombrando en su honor: a su partido político, una escuela en Nueva York, un buque de la Marina, un parque, dos óperas (dado que fue una de sus pasiones) e incluso creando una película de su biografía, ganadora del Oscar al mejor documental.

Él mismo lo dijo: “Si al final hay un asesinato quiero que cinco, diez, cien, mil personas se alcen”. Así que eso es lo que hacemos. No hace falta tener cargos políticos ni fama. ¡Con tan solo salir de nuestros armarios! ¡Con tan solo reclamar lo que nos pertenece, nuestros derechos, nuestra visibilidad, nuestra existencia! Con estas acciones que podrían parecer mínimas e individuales ya estaremos honrando la memoria de este héroe.

tumblr_nu7xsdn8ev1ufgrlro1_500

Sean Penn interpretando a Harvey Milk en la película MILK.

 

“MI NOMBRE ES HARVEY MILK, Y VENGO A RECLUTAROS, QUIERO RECLUTAROS PARA LUCHAR POR PRESERVAR NUESTRA DEMOCRACIA, HERMANOS Y HERMANAS, DEBÉIS SALIR DEL ARMARIO” – HARVEY MILK.

Desde Ecuador creyendo en el amor, en todos sus colores, en todas sus formas. Activista de pluma, por los derechos de todos y todas. Poeta luchadora de recuerdos cortos y sueños largos.

Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Deja un comentario