Síguenos en

Estilo de vida

5 consejos para salir del clóset con tu mamá o papá

Publicado

el

Salir de clóset es un proceso que llevamos a nuestro ritmo. Para muchos, esto puede llegar a parecer algo insignificante o algo que debería ser normal, pero cada persona es un mundo y vive en un contexto diferente. Por lo tanto, hay cosas que nosotros debemos tomar en cuenta, y desde mi experiencia, vengo a darte cinco consejos para salir del clóset con tus padres.

Si bien estos consejos aplican para ambos padres o para cualquier familiar, yo los enfocaría hacia las mamás. Yo sé que no en todos los casos es igual, pero hablando desde mi experiencia, mi mamá siempre ha sido mi primera guerrera/aliada ante las injusticias del mundo. Dicho esto, aquí te dejo los consejos:

 

1.- Analiza el terreno

Este es el proceso más largo para salir del clóset. Primero debes analizar, escuchar y entender la postura que tiene tu madre sobre los homosexuales. A mí me pasaba que mi madre al ver “algo gay” en televisión tenia comentarios homofóbicos, pero en lugar de quedarme callado poco a poco le fui haciendo notar el error en sus palabras, cuando ella decía “mira esos maricones, qué asco”.

Esta también es la parte más dolorosa; debes ser fuerte ante las palabras, y esto puede llevarte a peleas. Tú siempre debes ser más astuto y tratar de no ampliar el conflicto, sé respetuoso siempre pero no te quedes callado nunca.

Yo le respondía “mamá no se les dice así, ellos son personas como nosotros, son homosexuales no se les dice maricones”. Con el pasar de los años, ella cambió su forma de referirse a nosotros. Quizás llegó a comprender poco a poco, porque los defendía sin decirme nada.

2.- Infórmate, lee y aprende

Para hablar sobre algo debes tener buen conocimiento de esto. Al momento de salir del clóset, de seguro ella tendrá muchas preguntas, y si tú estás informado puedes enseñarle de una manera más clara y despejar sus dudas. Para muchos padres, este tema es algo que no quisieran tocar, o simplemente tratan de ignorarlo, debido a la falta de información respecto a la diversidad sexual.

En nuestra página web puedes encontrar muchos artículos para que puedas aprender, y luego podrás compartir con ella estas notas para que también esté informada al respecto.

3.- Introduce poco a poco la idea

Todos hemos escuchado la frase “una madre siempre sabe” y esto es verdad hasta cierto punto. Sin embargo, no hay que dar nada por sentado. Es mejor hablar de temas de diversidad sexual para que vea que esto es normal. Con esto me refiero, por ejemplo, a recomendarle series o películas donde existan personajes LGBT+ para que vea su comportamiento. Luego podemos pasar a películas donde exista una temática de inclusión más predominante. Por último, y quizás hasta suene tonto, te recomiendo optar por presentar los colores de la bandera gay, por ejemplo en un pastel, o en una bebida de muchos colores, dándole a entender que “lo gay, no es malo, lo gay puede ser hasta más dulce que lo normal”.

Y lo aconsejo porque en algún momento llegué a hacerlo. Derrumbé el mito de lo que lo gay es algo negativo, demostrándole a mi madre que las cosas con color tienen más vida, más alegría. Además, nadie le puede decir que no a un postre con muchos colores.

4.- No te quedes callado  o callada

Hubo una época en la que me encerré en el hecho de que no quería que mis padres supieran de mi orientación sexual (chicos, yo salí a los 25 años del clóset). Cuando tuve mi primer novio, mi madre notaba mis cambios de humor los días en los que llegaba peleado con él, y ella quería saber lo que pasaba. Yo nunca le dije quién era mi pareja, pero siempre le conté mis problemas de manera genérica, y así ella se fue dando cuenta de que algo me pasaba. Un día me soltó la frase “pase lo que pase, recuerda que yo estoy contigo para lo que necesites”. Aprendí que, aunque estaba en el clóset, era necesario hablar mis problemas con ella, contarle lo que me pasaba, quizás de manera incompleta. Decir “algo no anda bien y te necesito” es de valientes.

Puede que tengas miedo, es normal tenerlo. Pero debes demostrar confianza en ella, y lo que le digas más adelante no le caerá como una noticia terrible o como algo negativo. Es más, quizás por la confianza hasta te diga “hijo, ya lo sabía, no soy tonta”.

5.- Dilo en el momento justo

Por último, cuando lo vayas a hacer, elige el momento que tú consideres más apropiado. Una opción es hacerlo antes de que ella viaje, para que ese tiempo que esté lejos piense en ti, reflexione y se dé cuenta que tu orientación no cambia en lo mínimo  cómo eres como hijo.

También puedes elegir el día de tu cumpleaños, darle una sorpresa siempre tomando en cuenta todos los consejos anteriores. El mejor regalo para un hijo en su cumpleaños es que sus padres lo acepten tal y como es.

Puedes hacerlo en un día común y corriente, preparar un par de tazas de café, contar chistes, reír un rato y luego comentárselo de manera tranquila. De igual forma, en el momento en que lo hagas asegúrate de tener un vasito con agua cerca solo por si acaso. No sabemos cómo reaccionaran ese instante, lo que sí podemos asegurar es que ellas no dejaran de amarnos nunca, pero nunca.

 

Para terminar

Recuerdo la frase “hijo, has sufrido solo tanto tiempo sin decírmelo”. Obviamente, lloré (no tuve la valentía de grabarlo, además llorando me veo horrendo en cámaras) y le respondí: me tomé mi tiempo para decírselo mamá, no quería decepcionarla, no quería que sufra por mi culpa, no quería dañarla ella me dejo sin palabras al contestar: “yo siempre estaré orgullosa de quién eres, solo quiero que encuentres un chico que te valore tanto como yo lo hago”.

No tengamos miedo, esto lo escribo secándome las lágrimas (sí, escribir la nota me hizo llorar). Estas lágrimas son de alegría, porque me atreví, porque fui capaz de hacerlo, porque rompí la puerta del clóset y encontré los brazos de mi madre justo a la entrada, y puedo estar seguro que muchos de ustedes vivirán lo mismo, o algo inclusive mejor.

“Sé valiente y recuerda que siempre tendrás alguien aquí para apoyarte”.

Actor y director de teatro, marketero apasionado y amante de la pizza con piña. Siempre sé tú mismo, sonríe, llora, canta y vive sin miedo a lo que digan los demás

Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Deja un comentario

Carrito Artículo eliminado. Deshacer
  • Sin productos en el carrito.