La grandiosa visibilidad lésbica de Ellie y la lesbofobia de la comunidad gamer en The Last of Us: Parte II - El Closet LGBT
Síguenos en

Entretenimiento

La grandiosa visibilidad lésbica de Ellie y la lesbofobia de la comunidad gamer en The Last of Us: Parte II

Publicado

el

La grandiosa visibilidad lésbica de Ellie y la lesbofobia de la comunidad gamer en The Last of Us: Parte II

El videojuego realizado por Naughty Dog exclusivo para PlayStation The Last of Us: Part II fue presentado en el E3 celebrado en Madrid en el 2018. Su antecesora es considerada uno de los 3 mejores videojuegos de la historia.
Ahora, se han encendido las redes sociales debido a la valoración de diversos medios especializados que le han puesto las manos encima al juego y la calificación es ya la más alta en Metacritic: 96/100

Aquí encontramos un pero, los expertos están fascinados, no así los gamers (no todos). Actualmente existe un boicot hacia el videojuego debido a la visibilidad que Naughty Dog decidió darle a la comunidad LGBT+ mediante Ellie, su protagonista lesbiana que lidera el juego.

La comunidad gamer mostró su discurso homofóbico atacando al juego con diversos comentarios, infravalorando al mismo por la inclusión que los desarrolladores decidieron darle, justificando sus ataques con que no es necesario hacer a un personaje homosexual y que no habría necesidad de hacerlo. Además, debido a este discurso, atacan al juego en su jugabilidad, técnica, desarrollo cuando todavía no le han puesto un solo dedo encima.

Sin embargo, Sony respondió épicamente a uno de ellos:

Estamos ante un juego que no sexualiza a la mujer, que no la cosifica y que, al contrario de la cultura a la que muchos gamers machistas están acostumbrados, la dignifica y además, la protagoniza. The Last of Us: Part II rompe esquemas transgeneracionales y Naughty Dog nos ha regalado una auténtica joya que podremos poner en nuestras manos el próximo 19 de junio.

¡Bravo!

Altanero, precioso y orgulloso. Cinéfilo, futbolista, gaymer y blogger. Mediocampista de Zorros LGBT.