Realizarán una película biográfica sobre el ícono gay, Judy Garland - El Closet LGBT
Síguenos en

Cine

Realizarán una película biográfica sobre el ícono gay, Judy Garland

Publicado

el

Somewhere over the rainbow
Skies are blue
And the dreams that you dare to dream
Really do come true
-Somewhere over the rainbow. Judy Garland-

Frances Ethel Gumm era el nombre real de uno de los íconos gay más importantes de Estados Unidos; Judy Garland.

Frances nació en 1922 en Grand Rapids Michigan, Estados Unidos. Tan pronto tuvo edad suficiente para cantar, ella y sus hermanos bajo el nombre de “Las hermanas Gumm” se presentaron en varios teatros de su ciudad natal, Michigan, sin embargo, años más tarde tuvieron que mudarse por alegaciones en contra de su padre, Frank, por su bisexualidad.

Derecha: Judy Garland. Izquierda: Ethel Marion Milne, su madre.

En California, despegó el trío de hermanas, según la biografía de Judy “Get Happy”, fue durante su niñez que su madre les proporcionaba anfetaminas para despertar y que pudiesen ir a sus clases de baile y presentarse durante el día; por las noches, por el efecto de las pastillas tenia que suministrarles pastillas para dormir. Desde corta edad Judy desarrollaría la adicción que le costó la vida.

Judy fue llevada por su madre a una audición en donde la compañía MGM le ofreció un contrato por 7 años. Dos meses después su padre falleció y ella se volvió el sustento de su familia, debido a lo cual no dejó su dependencia a las drogas para poder filmar las películas que fueran necesarias, esta situación se complicaría aún más durante su adolescencia (15 años) al tener problemas para obtener papeles, ya que no era viable un papel de niña ni de mujer aún.

Fue hasta los 17 cuando el papel de su vida le llegó: Dorothy, en “El mago de Oz”, papel que le daría un Oscar.

Después de giras, un amor y un divorcio, conoció a Vicente Minelli con quien tuvo a una hija… sí; Liza Minelli otro ícono gay. Al terminar el contrato con MGM y su matrimonio con Vicente, cambió de mánager y exploró Broadway, conquistándolo con un Tony Award.

En 1954, Warner firma contrato con ella y estelariza “Nace una estrella” (sí, la misma película que Lady Gaga protagonizó en 2018) y fue nominada a un Óscar por su interpretación, según la cual muchos críticos concuerdan ha sido de sus mejores actuaciones en el cine, incluso pensando que le había sido robado este premio.

Después de la cancelación de su contrato, se dedica a ofrecer conciertos en vivo; y es donde crece el cariño del público gay, a quienes cautivaba por su ingenio y voz. En 1961 se convierte en la primera mujer en ganar un Grammy por álbum del año.

De izquierda a derecha: Judy Garland, Liza Minelli y Vicente Minelli

1 Óscar, 1 Tony y 1 Grammy. Judy no podía negar el talento y carisma que tuvo desde corta edad, sin embargo, su adicción y depresión fueron también sus compañeros a lo largo de su vida. El talento la persiguió a cada paso que daba; como si fuese un don o una maldición pues 8 años después, a sus 47 años fue encontrada sin vida en su departamento de Chelsea en Londres tras una sobredosis.

Renée Zellweger protagoniza una película autobiográfica basada en la obra musicalEl final del arcoíris” (End Of the Rainbow) que replica de los últimos años de Judy Garland, mientras ofrecía una serie de conciertos en Londres.

En una entrevista a la BBC, Renée comenta que quería contar esta historia, no desde la visión trágica del desenlace de la vida de Judy, sino hacer entender el público cómo lo manejó y finalmente que tan heroica fue.

Renée Zellweger como Judy Garland.

¿Por qué fue y ha permanecido en la memoria de la comunidad LGBT? Aún es un misterio, para algunos es debido a su historia de vida; la cual se conecta mucho con la comunidad, para otros como Jack Babuscio historiador del cine queer “ironía, esteticismo, teatralidad y humor» forman parte de su personalidad, características inherentes a un ícono gay.

Sea por una razón o la otra, en adición a su participación en musicales que son de culto para la comunidad LGBT, este filme, no solo nos recordará la mujer talentosa que iluminó el arcoíris con su voz; también reconectará con una nueva generación que no la conoce del todo, y revivirá a quien alguna vez fue llamada la “Elvis de los homosexuales”. Del Mago de Oz a Ru Paul su nombre ha sido y será un ícono gay por los siglos de los siglos. AMEN

 

Internacionalista y soñador con los pies en el asfalto. Amante del pop, los juguetes y todo lo que me devuelva la niñez. Fiel creyente en el amor y en Britney Spears.