Pennywise homofóbico y la forma en que It: Capítulo 2 (no) habla de homosexualidad - El Closet LGBT
Síguenos en

Cine

Pennywise homofóbico y la forma en que It: Capítulo 2 (no) habla de homosexualidad

Publicado

el

Cómo le hace It: Capítulo 2 para (no) hablar de homosexualidad

Ayer fui al cine a ver la película de It: Capítulo 2 (It2). No iba muy entusiasmado porque la primera parte, en general, no me gustó. Sorpresivamente, esta película me dejó más satisfecho: más inventiva visualmente, mucho mejor ritmo, mejor suspenso; en general, superior. Pero, hay un pero.

Aquí comienzan los spoilers.

Resulta que la película escribe a Richie Tozer como un hombre homosexual. En el libro en el que se basan estas películas, su sexualidad o historia amorosa no tiene relevancia en la historia, así que el añadido no cambia nada de lo propuesto por Stephen King, autor de la novela original. Pequeño detalle: en la película el personaje está en el clóset, vivencia que el villano usa para atormentarlo, burlándose de su “sucio secreto”, y al final la película sugiere que le gustaba uno de sus amigos de la infancia, uno que durante el clímax de It2, muere. Final triste para el personaje gay triste.

Es increíble cómo las producciones grandes siguen batallando para hacer buenas y sensibles representaciones de la diversidad sexogenérica. El desastre que fue la representación de la homosexualidad de Freddie Mercury en Bohemian Rhapsody, con todo y “castigo” de VIH incluido, es uno de los ejemplos de lo poco empático que es el cine de Hollywood con la cara más visible de la población LGBTQ. Los personajes queer o están involucrados en historias sufridas por ser queer, o están involucrados en historias sufridas por ser queer. A veces también son el sidekick gracioso, el personaje chiste.

Es cierto que, como en la vida de cualquier persona, sí hay drama e historias sufridas en la población LGBTQ, y es una población que históricamente ha sido discriminada y agredida, pero también hay historias positivas que contar, muchas. Sí hay personajes LGBTQ completos, complejos, y felices, que pueden llegar a la pantalla.

¿Qué tiene que ver It2 en todo esto? ¿Qué no acaso Richie sobrevive? Sí. ¿Qué no, después de lo que le pasa, decide vivir su vida y sexualidad de manera plena? No lo sé, ustedes díganme. En la película no sólo vemos a Richie avergonzado de su sexualidad, sino que la propia película parece estar avergonzada de ella. Recuerdo en 2017, al ver la versión de La Bella y la Besita que Disney lanzó ese año, que hubo gente que decía que la homosexualidad de LeFou estaba apenas mencionada, muy sutil y por encimita.

Pero comparada con la de Richie en It2, la homosexualidad de LeFou está súper fuera de clóset y celebrada con serpentinas de arcoíris. It2 manda a Pennywise a atormentar al personaje gay de clóset, pero le quita al personaje el momento catártico de hablar de ella con sus amigos. Se le ve dentro del clóset, y luego de la experiencia donde todos sus amigos se libran de sus demonios, él sigue viviendo con el suyo. Se insinúa que el amor de su infancia muere, y mientras él llora y sus amigos lo abrazan, calla su “sucio secreto”. Vaya, la película ni siquiera menciona la palabra gay, homosexual, algo que haga una referencia clara. Esto es particularmente llamativo pues la historia abre con un brutal ataque homofóbico, escena en la cual la película no se contiene para mostrar, con lujo de detalle gráfico, la tremenda paliza que cuatro patanes le dan a una pareja de hombres. Hay otra escena de agresión homofóbica, y en ambas escenas el guión nos escupe en la cara una sarta de insultos homofóbicos, pero en el resto de sus casi tres horas, ninguna mención positiva o explícita a la homosexualidad.

Es particularmente chocante que Richie se quede sin catarsis a sus miedos porque, como dije, todos los demás personajes sí la tienen: Bill queda en paz con la muerte de Georgie y hasta sale el sol en su carrera de escritor, Ben parece superar su mente de niño bulleado y se queda con la chica, Beverly se libera de su marido golpeador y del trauma de su padre abusivo, Mike se libera de Derry, Eddie se libera de su miedo a enfrentar y salva a Richie. Es más, Stan, quien parece suicidarse por cobardía, tiene un momento al final de la película donde resulta que su suicidio fue la primer herida de muerte a Eso.

Todos se liberaron, todos lo superaron. Todos, menos el gay. 

Esta no representación aparece en todos lados. Quizá el ejemplo más famoso en los últimos años sea JK Rowling y la supuesta homosexualidad de Dumbledore. Digo supuesta porque, si bien la creadora del personaje sabe más cosas de él que yo, su sexualidad jamás ha estado en el texto. Quizá una frase de Animales Fantásticos 2: Los Crímenes de Grindewald sugiere que hubo romance entre Dumbledore y el villano titular, pero no hay más referencia, sutil o explícita. Rowling dice misa sobre la homosexualidad de Dumbledore en Twitter y en entrevistas, pero en el papel sigue sin mencionarlo.

It2 está más cómoda mostrando a una pareja gay feliz ser brutalizada y uno de ellos asesinado, que mostrando a un gay de clóset aceptarse y ser aceptado. He leído entrevistas, y parece ser que el equipo de producción tenía intenciones de hacer su película incluyente, pero al final el resultado parece más de invisibilización que de inclusión. Falta sensibilización. Falta una visión realmente incluyente sobre población LGBTQ.

Y falta mucha, pero mucha gente LGBTQ al contar historias: actuando, escribiendo, dirigiendo, produciendo, grabando, aportando sus experiencias, su perspectiva. El mundo es plural y variado, y a las superproducciones de Hollywood todavía les falta camino por recorrer para mostrar toda nuestra diversidad.

Tolkiendili y Slytherin. Mis ambiciones son volver al Wacken, hacer tortillas a mano, ver Hamilton, y normalizar la compra de libros aunque tenga otros sin abrir.