Síguenos en

Cine

“A Kid Like Jake”, una película sobre temática trans con Jim Parsons

Publicado

el

“A Kid Like Jake”, Más allá del binario masculino y femenino

La responsabilidad que implica crecer y desarrollarse como individuo en donde más allá del binario masculino o femenino se encuentra dictado o impuesto por el sexo con el que naciste, ante la incongruencia de sentirse extraño en la piel que habitas, ante el incordio entre sexo y género, entre la vulnerabilidad, la dureza y la necesidad de ser lo que sentimos ser.

“A kid like Jake” nos afronta al tema de la identidad de género, haciendo que este sensible tema sea accesible para los espectadores, de una manera natural, sencilla y tierna pues nos abre una ventana para considerarlo, siendo Jake un niño de cuatro años de edad el eje principal de la trama.

El director Silas Howard y el escritor Daniel Pearle, nos enfrentan al cotidiano de una familia de Brooklyn en Nueva York, en donde Jake ama disfrazarse de cenicienta, ponerse tutús y bañarse junto a la Sirenita, tiene toda la colección de princesas de Disney en DVD y quiere vestirse de Rapunzel para su fiesta de cumpleaños.

La madre Alex, quien detuvo su carrera como abogada para dedicarse a ser ama de casa asume que es solamente una etapa pasajera de la cual no deben de preocuparse, por su parte Greg, padre y esposo proveedor del hogar, Terapeuta al ver los reportes frecuentes de Judy la Directora de la escuela a la que Jake asiste, sobre su terquedad, los arrebatos y disfraces cree que llevar a su hijo a que lo vea un psicólogo infantil dará una orientación a la situación de Jake.

Las ordalías inician cuando deben de buscar escuelas privadas para Jake, pues como padres actuales quieren que su hijo se eduque en una institución con visión de futuro, sin embargo, las feroces batallas al desnudo de los padres por los recorridos a las escuelas hacen que aumente la ansiedad en su matrimonio.

En una de las entrevistas nos muestran a Jake vestido con saco y corbata adecuado para la ocasión según las normas y protocolos de vestimenta, Judy sabiamente habla con los padres y les indica que utilicen como estrategia las diferencias que posee Jake para destacarse de los demás participantes y así ganar una beca.

Silas Howard (Transparent) nominado actualmente como el director “queercore icon” o The Best Trans Director y Daniel Pearle quien adaptó su propia obra de teatro para la película bajo el mismo nombre “A kid Like Jake”, nos traen un filme cargado de drama y comedia con una cálida fotografía, en donde una joven pareja discute las aristas de manera individual el ser padres, la responsabilidad de aceptar y entender la identidad de género de su hijo de cuatro años dentro de la heteronormatividad impuesta por la sociedad.

La película la edifican a partir de conversaciones que mantienen los padres de Jake con Judy consejera escolar y personaje desarrollado por la talentosa y ganadora del Oscar en el año 2012 en la categoría de Mejor actriz de reparto por The Help” la señora Octavia Spencer, dichas conversaciones se vuelven intrínsecas, fluctúan entre lo íntimo, algunas veces son profesionales y de un minuto a otro saltan a lo sincero pues Judy entiende y acepta a Jake tal cual es.

Por su parte Alex, interpretada por la actriz Claire Danes (Homeland), es un manojo de neurastenia andante y sus ansiedades brotan a flor de piel, lo hace de una forma tan cercana y natural que a veces quisieras darle un respiro a su desesperación y frustración tanto personal  como profesional, se resiste a ponerle una etiqueta a Jake, etiqueta que no sabe cómo esgrimir o que proceso debe de tomar,  Greg, por su parte interpretado magistralmente por Jim Parsons a quien hemos visto por años desarrollar su memorable personaje de Sheldon Cooper en “The Big Bang Theory” y en su precuela “Young Sheldon”, es menos demostrativo, pausado, profesional, tratando de llevar en balance su vida personal con la profesional, sin embargo hay un momento cúspide dentro de la trama con el que lo develamos no siendo Greg su personaje sino Jim el ser humano quien expresa sus inseguridades con honestidad y fortaleza tal que conmueve al espectador y se le agradece ese desnudo de su intimidad. Danes y Parsons tienen una química que nos hace querer sumergirnos en el divergente mundo de su matrimonio, por momentos se intuye que Jake está exacerbando los problemas y falencias de ellos como padres.

Ambos, no saben cómo canalizar la situación que están enfrentando, pues a Jake no se le permitirá estar en su espacio liminal por un tiempo determinado, aunado a esto la urgencia por ponerlo en una escuela privada en donde no lo excluyan por su diversidad, siendo los padres los primeros en exceptuar pues los temores afloran para un Jake hijo, amigo e inevitablemente en un tiempo más adulto.

Jake, protagonizado por Leo James Davis (Escape at Dannemora) con padres modernos, profesionales, responsables y preocupados aparece entre las escenas, como un niño inteligente, el actor está presente pero su personaje se encuentra ausente, solamente es una pequeña persona que está descubriendo sus gustos, sus aversiones, sin tener noción de cómo afectarán estas a su entorno y a la sociedad a medida que dará sus pasos hacia la adultez.

Es una película conmovedora y audaz que nos enfrenta a una realidad a la que muchas veces creemos lejana, a menos de que tengamos una experiencia cercana, a nuestras vidas, no podemos evitar sentirnos por momentos tristes, por momentos felices por Jake por su  naturalidad al descubrimiento de sentirse cómodo consigo mismo, el filme explora otros temas sensibles para entretejer la historia, por momentos el guion se cae y posee ciertas escenas para alargar la trama que hace con los actores secundarios como Priyanka Chopra, Ann Dowd y Amy Landecker  de su desarrollo un poco lento, pues todo se aborda desde la perspectiva de los padres y su adultez y no desde las necesidades y mayores intereses del niño.

Sin embargo, sus matices y retozos entre las emociones de reír, llorar, sentir la frustración e impotencia de los padres, la aceptación de que Jake “no encaja” en un mundo lleno de miedos, peligros, etiquetas y estereotipos hará valer el tiquete. A Kid like Jake, nos devuelve a ser niños y niñas, en donde todo corría con total naturalidad y la soberbia cultural no golpeaba el respeto, hacia la diversidad sexual y la inclusión de las personas, te pondrá a pensar sobre temas álgidos como los cambios sociales, la lucha diaria y constante por la inclusión dentro de la normativa regular por que se cumplan los derechos, normas sociales impuestas, desde la infancia deberíamos de educar para erradicar la heteronormatividad.  nos hace valorar el papel de padres dentro de las sociedades actuales y como dar la protección de un individuo que no eres tú del cual eres responsable o incluso cuestionarte si habrá algo tan poderoso como darle el resguardo correcto a un ser humano para desarrollarse en un entorno y sentirse cómodo con sus disidencias en la sociedad, las incógnitas de ¿qué debemos enseñarle?, ¿qué cultivar? ¿qué debemos dejar pasar?, a ¿cuáles fortalezas se les debe de dar énfasis?  y ¿qué reglas normativas desaprender u olvidar?, el bagaje es pesado, pues las decisiones que tomes para ese individuo determinará o cambiará su vida cuando apenas tiene una edad suficiente para memorizarlas.

 

 

Ve el avance oficial de esta peli:

RRHH, Ex bailarina de Danza Contemporánea, amo escribir, me gusta la actualidad social, la defensa de los derechos humanos, la literatura, la música, los cómics, un poco geek, amante de los gatos, el cine, la pintura y la naturaleza. Me declaro enamorada del ser humano y las causas sociales, pienso que el futuro es feminista, tolerante, inclusivo y de paridad.  El amor es amor en cualquiera de sus extensiones.

Clic para comentar

Comments

You must be logged in to post a comment Login

Deja un comentario